El presidente de Castilla y León pide más margen de déficit para las CCAA

Actualizado 27/04/2013 16:17:29 CET

Herrera cree que el objetivo del 1,2% del PIB "no sería proporcional ni consistente"

VALLADOLID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha aseverado este sábado que si se confirma la relajación del objetivo de déficit del 1,2 por ciento del PIB para las comunidades autónomas "no sería proporcional ni consistente".

El dirigente regional ha intervenido en la apertura del VI Congreso de la Unión General de Trabajadores (UGT), que se celebra este fin de semana en Valladolid. Allí, ha querido reflexionar sobre los anuncios realizados ayer por el Gobierno tras el Consejo de Ministros.

En este sentido, ha considerado que la "mejor noticia" ha sido la "conciliación de las medidas de austeridad con las políticas de crecimiento y creación de empleo" que a su juicio puede suponer el paso de un objetivo de déficit estatal del 4,5 al 6,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Sin embargo, ha advertido de que si se confirma un objetivo general de déficit del 1,2 por ciento para las autonomías en 2013, según consta en la revisión del programa de estabilidad citado ayer por el Gobierno, Castilla y León no tendría garantizado hacer frente al gasto público que le correspondería, por lo que ha recalcado que "no sería ni proporcional ni consistente".

Herrera ha recordado el cálculo de que las comunidades autónomas tienen atribuido en torno al 35 por ciento del gasto público de las administraciones españolas, del que la mayor parte corresponde a servicios básicos "fundamentales" como sanidad, educación, servicios sociales y políticas de empleo, que, a su juicio, tienen "un carácter poco flexible" y en las que no cabría hacer más "ajustes".

Por lo tanto, considera que el porcentaje del nuevo margen de flexibilidad que se conceda a las comunidades debe, en su opinión, "ser consecuente con ese 35 por ciento". En cambio, según sus cálculos, si se confirma ese reparto del margen para fijar un límite de déficit del 1,2 por ciento para las autonomías, Castilla y León "sólo se beneficiaría del 19 por ciento del margen del déficit público".

Además ha advertido de que el Gobierno "pretende distribuir" el nuevo margen de una forma "diferenciada" entre comunidades autónomas, ante lo cual ha reiterado que la postura "de Comunidad" debe ser que "sea igual para todas las autonomías" con el fin de que "todos los españoles sean iguales ante el déficit" y de no perjudicar a aquellas regiones que, como Castilla y León, realizaron el "esfuerzo" en 2012 para reducir prácticamente a la mitad sus cifras.

No obstante, ha matizado que debe haber "sensibilidad" con las necesidades del Estado en materia de Seguridad Social, sobre todo en lo relativo a las pensiones, para que queden cubiertas las necesidades, y ha reconocido que Castilla y León es una Comunidad "netamente receptora". Pero en todo caso, ha recalcado que el Gobierno "debe ser consciente de cuáles son los servicios públicos" que las autonomías tienen encomendados, y que su calidad no quedaría garantizada si se establece el objetivo apuntado.

En otros aspectos de los tratados este viernes por los ministros del Gobierno de España, Herrera ha repetido que la Junta quiere mantener una posición de "defensa de la Comunidad" y de sus intereses en materias como la creación de una autoridad fiscal independiente, el impulso de la Ley de Transparencia, el impulso de la Ley de Buen de Gobierno y en lo que se refiere a la reforma de la Administración Local ya que sabe "la importancia que el municipalismo tiene en Castilla y León".

REESTRUCTURACIÓN DEL SISTEMA FINANCIERO

También ha insistido en recordar la "necesidad de culminar" el proceso de reestructuración del sistema financiero "más pronto que tarde", sobre todo en lo referente a la operación entre Caja España-Duero y Unicaja, pues ha reiterado que será "uno de los pilares fundamentales para salir de la crisis económica".

En cuanto a los datos macroeconómicos, ha calificado de "la peor de las noticias" al hecho de asumir que la "dramática e insostenible" tasa de paro se va a mantener por encima del 25 por ciento hasta el final de la legislatura, lo que supone que Castilla y León mostrará un desempleo unos "4 ó 5 puntos por debajo" de la media estatal.

Asimismo, ha considerado que el anuncio de un Plan Anual de Políticas de Empleo y la evaluación de la reforma laboral pueden suponer una "oportunidad" ya que ésta última debe "producir los efectos para los que fue aprobada". En este sentido, ha indicado la "necesidad de reponer" las políticas activas de empleo, que fueron "recortadas de forma muy seria por el Gobierno" y que, en su opinión, serán útiles "en dos ó tres años" para permitir que parados de larga duración no tengan tantas dificultades para insertarse en un hipotético nuevo modelo económico español.

Herrera, que ha protagonizado una de las primeras intervenciones de este VI Congreso de UGT y ha abandonado rápidamente el Hotel Las Lomas en el que se celebra, ha querido tener unas palabras de agradecimiento para las organizaciones sindicales y especialmente a UGT como muestra del "sindicalismo moderno y útil".

DIÁLOGO SOCIAL

El presidente de la Junta de Castilla y León ha destacado el papel del sindicato especialmente en el proceso abierto de diálogo social, que actualmente estudia, y sobre el que ha lanzado el guante para que se obtengan unos "buenos resultados". En este sentido, ha apuntado que UGT formará parte de la futura Red de Protección de las Personas en riesgo de exclusión social y, por ello, ha reivindicado la "necesidad que en este momento difícil tienen los acuerdos políticos y el diálogo social".

Del mismo modo, ha citado el buen papel de la organización sindical en la búsqueda de soluciones para "las muchas empresas" que se encuentran en situación de crisis mediante la búsqueda de acuerdos sociales en compañías "punteras", y su disposición permanente a participación institucional tanto en el Consejo Económico Social como mesas como la de Ordenación del Territorio.

En otros términos, ha incidido en que la "durísima crisis" que atraviesa España y Castilla y León ha causado "daños" en un "bien básico y elemental" como ha considerado al empleo, por lo que ha invitado a los sindicalistas a llevar a cabo un "debate serio, de propuestas para corregir esto".

También ha advertido de otra consecuencia de la crisis como el "peligro de la ruptura de vínculos de relación y afecto entre la ciudadanía y los representantes públicos". A este respecto, ha reprochado que "algunos medios de comunicación pongan en cuestión el papel de las organizaciones sindicales" como en el caso del "mito del reloj" del secretario general de UGT, Cándido Méndez.

El jefe del Ejecutivo regional ha estado acompañado por numerosos representantes de su partido tanto en el Gobierno autonómico --el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva; y la viceconsejera Begoña Hernández-- como en el central --el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, y el subdelegado de Valladolid, Antonio Martínez Bermejo--; como de los órganos del PP, como el secretario autonómico, Alfonso Fernández Mañueco. La mayor parte de ellos han abandonado la sesión de apertura del Congreso tras la ponencia de Juan Vicente Herrera

Europa Press Comunicados Empresas