El presidente de Indra ganó 7,39 millones en 2017 al percibir un incentivo por el cumplimiento de objetivos

Fernando Abril-Martorell
INDRA - Archivo
Publicado 21/03/2018 20:02:36CET

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, percibió una retribución total en 2017 de 7,392 millones de euros, lo que supone casi cuatro veces más que los 1,911 millones con que fue remunerado en el ejercicio precedente, al recibir un incentivo en acciones por valor de 5,573 millones ligado al cumplimiento de objetivos a medio plazo.

Según el informe de remuneraciones remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Abril-Martorell percibió una retribución en metálico de 1,819 millones de euros, cantidad ligeramente inferior a su remuneración en 2016.

En concreto, la retribución fija de Abril-Martorell se mantuvo en 775.000 euros y la variable fue de 880.000 euros. Su remuneración como presidente del consejo fue de 120.000 euros, la relacionada con pertenencia a comisiones, 36.000 euros y la retribución en especie por asistencia sanitaria, de 8.000 euros.

El presidente de Indra percibió también 5,573 millones de euros brutos, íntegramente en acciones (478.759 títulos), como importe del incentivo a medio plazo de Indra. El importe está relacionado con la cotización de la acción el día de entrega, el 8 de marzo pasado, a 11,64 euros.

Este importe ha sido obtenido tras alcanzar un porcentaje de cumplimiento global del 128% de los criterios establecidos por la junta de accionistas de 25 de junio de 2015 en forma de objetivos de crecimiento del 'free cash flow', retorno al accionista y ejecución del Plan Estratégico.

Así, en lo relativo al 'free cash flow' acumulado entre 2015 y 2017, el objetivo se ha cumplido ampliamente, dado que el importe acumulado es de 480 millones de euros, frente a una referencia objetivo para cobrar el 100% de 400 millones de euros.

En cuanto al retorno total al accionista (cotización y dividendo) comparado con el Ibex 35, el objetivo se ha cumplido también con creces, ya que Indra fue el sexto valor con mejor evolución del selectivo en el período de cómputo (desde la junta de accionistas del 25 de junio de 2015 al 31 de diciembre de 2017), frente a una referencia objetivo para cobrar el 100% de estar entre los 12 valores con mejor performance.

En concreto, la acción de Indra se revalorizó un 14,2% desde el nivel de 9,99 euros tomado como referencia para el cálculo de la tasa de retorno al accionista (media de varias sesiones previas al 25 de junio de 2015) y la cotización de 11,41 euros de cierre de 2017. Y tuvo un crecimiento del 49,3% desde los 7,64 euros del 28 de enero de 2015 -fecha previa al nombramiento de Abril-Martorell como presidente de Indra- hasta los 11,41 euros de cierre de 2017.

A estos objetivos hay que añadir los individuales, relacionados con la ejecución de plan estratégico de la compañía, igualmente cumplidos.

El grado de cumplimiento ha sido valorado por el comité de nombramientos y retribuciones y aprobado por el consejo de administración de Indra.

El incentivo a medio plazo es un programa a tres años (2015-2017), que se articula íntegramente en entrega de acciones y que han recibido los consejeros ejecutivos y la alta dirección de Indra, detallaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

JAVIER DE ANDRÉS, INDEMNIZACIÓN Y PLAN DE PENSIONES

Por otra parte, Javier de Andrés percibió 608.000 euros cuando dejó su puesto de consejero delegado en diciembre de 2017, en concepto de incumplimiento de plazo de preaviso en su despido, vacaciones no disfrutadas y compensación por pacto de no competencia.

Javier de Andrés percibió una retribución total bruta de 3,887 millones de euros en 2017. De esta cantidad, recibió 2,263 millones de euros brutos como incentivo a medio plazo al haber percibido 194.423 acciones.

El resto de importes percibidos por Javier de Andrés son 535.000 euros como retribución fija, 371.000 euros como variable, 80.000 euros por pertenencia a consejo, 24.000 euros por pertenencia a comisiones del consejo y 6.000 euros en especie por asistencia sanitaria.

Por otro lado, De Andrés ha recibido 5,011 millones de euros por la terminación de su contrato con Indra, en liquidación del Plan Prejubilación y Ahorro a Largo Plazo (PPALP) de la entidad aseguradora con la que está externalizado dicho Plan. Este pago no supuso, por tanto, gasto o salida extraordinarios de caja para Indra en 2017, aclaran fuentes de la compañía.

El consejo de administración de la compañía también mantuvo invariable su remuneración. Las atenciones estatutarias a todos los consejeros por pertenencia a todos los órganos de administración sumaron 1,672 millones en 2017, frente a 1,656 millones de 2016, diferencia que se explica en que en 2017 hubo durante todo el año seis miembros de la CAC, mientras que en 2016 se elevó ese número de cinco a seis a mitad de año.

Europa Press Comunicados Empresas