Resumen.- El alcalde de Sabadell y el secretario de Organización del PSC, salpicados en una presunta trama de corrupción

Fachada Principal De La Sede Del Banco De Valencia.
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2012 23:12:26 CET

12 detenidos y 26 imputados tras más de 40 registros en instituciones y domicilios

BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sabadell y secretario de Política Municipal del PSC, Manuel Bustos, y el secretario de Organización del partido, Daniel Fernández, han sido imputados dentro de la operación Mercurio que los Mossos d'Esquadra han llevado a cabo este martes en varios municipios bajo la dirección del Juzgado de Instrucción 1 de Sabadell y coordinados por la Fiscalía Anticorrupción.

La operación ha comenzado a las 10 horas con el registro de los ayuntamientos de Sabadell, Montcada i Reixac, la sede barcelonesa de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) y más de 40 entradas en empresas, sociedades y domicilios particulares, dentro de esta investigación que comenzó a raíz de una denuncia de ICV en 2010.

Fernández ha sido imputado por un presunto delito de tráfico de influencias a raíz de una conversación telefónica que mantuvo con la alcaldesa de Montcada i Reixac (Barcelona), Maria Elena Pérez, quien también ha sido imputada este martes.

Precisamente se le notificó su imputación poco después de su rueda de prensa para valorar la imputación de Bustos, aunque ya antes de atender a los medios recibió en su despacho la visita de agentes de los Mossos.

Al ser diputado y por lo tanto aforado, no podrá interrogarle el juez de instrucción de Sabadell y se le debería abrir una causa separada que investigaría el Tribunal Supremo (TS).

Tras saberse su imputación, el PSC lo ha suspendido como secretario de organización después de una reunión de más de una hora con el primer secretario, Pere Navarro, en la sede central del PSC de Barcelona.

La parte principal de la operación se ha centrado en Sabadell para investigar una "trama político-empresarial dentro del Ayuntamiento" en que supuestamente han intervenido, junto a diversos empresarios, miembros del PSC y el exconcejal del Consistorio Jordi Soriano --que había militado en el PP--, ha informado la Fiscalía Anticorrupción.

EL TÍO DE BUSTOS

Entre los empresarios imputados está el constructor y tío de Bustos, Garrido Melquíades, que ha defendido en declaraciones a Europa Press que su vinculación al caso responde "sin ninguna duda" al hecho de ser familiar de Bustos.

Según la Fiscalía Anticorrupción, la presunta trama se centraba en que, como condición 'sine qua non' para acceder con ventaja a las adjudicaciones de contratación pública, se pagara un depósito previo mínimo de 12.000 euros --cantidad que podría variar en función del presupuesto de la construcción a ofertar--.

EL 3 POR CIENTO

Este depósito inicial era destinado a un fondo perdido que finalmente presuntamente se repartía entre los políticos y funcionarios involucrados en los hechos, así como el "pacto implícito y apalabrado de un 3% en dinero negro" --una vez acabada la obra-- sobre el total del presupuesto final, terminando ese dinero en un despacho de abogados.

En el actual estado de investigación, se desconoce si ese dinero era colocado en cuentas legales, si se repartía o se blanqueaba, según las mismas fuentes.

Los delitos en los que ha podido incurrir los integrantes de la trama son prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, falsificación documental, infidelidad en la custodia de documentos, negociaciones y actividades prohibidas a funcionarios públicos y omisión del deber de impedir delitos o de promover su persecución.

En una comparecencia de prensa en Sabadell tras conocerse su imputación, Bustos --que también ha dejado la Secretaría de Política Municipal del PSC-- ha defendido que su gestión ha sido "honesta, transparente y dentro de la ley", añadiendo que, si de la investigación se desprende que algún cargo electo, de confianza o familiar, ha cometido irregularidades, espera que le caiga todo el peso de la Ley.

DENUNCIA DE ICV

Esta investigación arranca de una denuncia que presentó ICV ante los Mossos en 2010 por el robo de dos ordenadores con información del partido y de las presuntas corruptelas en el Ayuntamiento, que finalmente se pusieron en conocimiento de la Fiscalía.

Según han explicado a Europa Press fuentes del partido, tuvieron conocimiento de casos de presunta corrupción urbanística en el consistorio --a través de un confidente-- y poco después les robaron los ordenadores donde guardaban dicha documentación, algo que pusieron en conocimiento de la policía catalana cuando se interpuso la denuncia de robo, el 25 de enero de 2010.

Se da la circunstancia de que alcalde de Sabadell fue galardonado en 2010 con el premio de transparencia municipal, que otorga la ONG Transparencia Internacional, cuyo objetivo es premiar los ayuntamientos más transparentes del Estado.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies