Sindicatos rechazan retrasar la negociación del diálogo social

Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo
EP
Actualizado 16/07/2009 15:43:04 CET

MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha advertido de que si no se llega a un acuerdo en julio y se pospone el diálogo social hasta septiembre "podrían generarse más problemas de los que hay, y no precisamente por parte de los sindicatos".

"Si hay que recuperar el proceso a partir de septiembre nosotros estaremos, pero no consideramos que sea lo más deseable", opinó Méndez, que añadió que llegar a septiembre no sólo traería "incertidumbre" en relación con el desenlace final del acuerdo, sino que además supondría un "cierta frustración" de las expectativas que tiene la sociedad en el diálogo social.

Méndez, en declaraciones a la prensa tras asistir al acto inaugural del 90 aniversario de la OIT, subrayó que sindicatos y empresarios no se pueden permitir que las expectativas sociales se vean frustradas, máxime cuando las dos partes coinciden en que el acuerdo debe tener dos componentes: uno de actuaciones urgentes y otro de identificación de objetivos y definición de compromisos generales a desarrollar posteriormente. "Con ese esquema, es factible poder llegar a un acuerdo a finales de julio", dijo.

El líder de UGT insistió en que hay una serie de temas "urgentes" que justifican la necesidad de alcanzar un acuerdo antes de que acabe este mes, y afirmó que en el último documento del Gobierno existen "contenidos suficientes para hallar un punto de encuentro entre patronal, sindicatos y Gobierno", siempre que se hagan algunas modificaciones.

"La propuesta del Gobierno tiene insuficiencias y carencias, pero ese documento de referencia, con las modificaciones oportunas, puede ser la base del acuerdo. Es un elemento válido de referencia", constató.

AVISO A CEOE

Sobre la petición de CEOE de posponer el encuentro que estaba previsto para esta tarde y que tendrá lugar el próximo lunes, Méndez indicó que podría ser positivo para la negociación siempre que este aplazamiento sirviera para que en la reunión del lunes "se recupere el tiempo perdido y se concreten más las posiciones del Gobierno y de la patronal".

No obstante, advirtió de que posponer este encuentro sería muy negativo si con ello la CEOE se propone realizar un nuevo intento de reabrir "el perímetro de contenidos" que las partes acordaron hace tiempo. "Pero eso lo sabremos el lunes", precisó.

TOXO RECHAZA TOCAR AHORA LAS COTIZACIONES

Por su parte, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado que el hecho de que el Gobierno, a petición de la CEOE, haya decidido aplazar hasta el lunes la reunión del diálogo social prevista para esta tarde "no supone un bloqueo de la negociación", pero subrayó que "cualquier retraso" a estas alturas "no es bueno".

"Estamos en un momento en el que convendría que se fueran definiendo las cosas. No se puede estar moviendo el perímetro de los temas a abordar en la negociación continuamente, si es que es ese el objetivo del aplazamiento. No obstante, el próximo lunes hay una reunión tripartita y espero que pueda suponer un avance importante, si no definitivo, para el proceso de negociación", manifestó.

Toxo, en declaraciones a los medios tras asistir a la inauguración de unas jornadas organizadas por la OIT para conmemorar su 90 aniversario, aseguró que CC.OO. permanecerá en la mesa de negociación "todo el tiempo que sea necesario", si bien avisó de que lo "deseable" es que hubiera un acuerdo cuanto antes, sobre todo en aquellas cuestiones que tienen que ver con la coyuntura económica.

En este sentido, señaló que, aunque los datos de paro de mayo y junio "a lo mejor se repiten en julio", registrándose por tanto un nuevo descenso, "lo que es más seguro es que en el mes de agosto, septiembre y octubre volverá a haber un escenario de crecimiento del desempleo en España".

Por ello, consideró "inaplazables" medidas destinadas a mejorar la red de protección por desempleo y movilizar los recursos disponibles para tratar de reactivar la economía. "Es mucho más importante para las empresas conseguir que el crédito vuelva a fluir que cualquier otra reforma estructural, que exigiría más tiempo abordarla para llegar a acuerdos", precisó.

NO ES EL MOMENTO DE TOCAR COTIZACIONES

Preguntado por la demanda de CEOE de rebajar las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, medida que el Gobierno no descarta pero que se desconoce de qué cuantía será, Toxo enfatizó que, en su opinión, "no es el momento de tocar la estructura de ingresos de la Seguridad Social".

En este sentido, advirtió de que cualquier cosa que afecte "de manera importante" a la estructura de gastos o de ingresos del sistema "puede condicionar muy seriamente el futuro de la Seguridad Social", además de suponer una "falta de respeto" al Parlamento, que actualmente está procediendo a la revisión del Pacto de Toledo.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies