La Sindicatura de Cuentas constata que el Gobierno balear se gastó 1.065 millones más de lo presupuestado en 2010

Sindico De Cuentas
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 16:30:56 CET

PALMA DE MALLORCA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno balear se gastó 1.065 millones de euros más de lo que generó en 2010, tal y como constata la Sindicatura de Cuentas en su informe de las cuentas generales de la Comunidad Autónoma, un dato responde a la necesidad de endeudamiento por parte de la Administración autonómica durante ese ejercicio.

Así, el informe refleja que en 2010 el crédito inicial de la Comunidad aumentó en un 21,89%, en 741 millones de euros, hasta situarse en los 4.125 millones de euros. Por su parte, se apunta a una caída de ingresos, con un nivel de ejecución (3.385 millones de euros) del 83,05%, lo que desemboca en un resultado presupuestario negativo en ese año de algo más 400 millones de euros.

En 2009 el resultado se cerró con 380 millones aproximadamente, motivado por el elevado "endeudamiento suscrito", tal y como ha precisado el síndico mayor, Pere Antoni Mas, en declaraciones realizadas a los medios de comunicación en el Parlamento balear, donde ha estado acompañado de los síndicos, Bernat Salvá y Maties Tugores.

Así, Mas ha explicado que la situación económica de crisis que ya había en 2010 "hizo que el endeudamiento tuviera que aumentar para hacer frente a la caída de ingresos", alcanzando una cifra de endeudamiento financiero de 4.125 millones de euros.

Con todo, el síndico mayor ha indicado que en 2011 que las cuentas han ido a peor, aunque desde este organismo han precisado que es muy difícil hacer aproximaciones exactas de sus resultados, entre otras cosas, porque las cuentas de 2011 fueron prorrogadas.

El presidente del Parlament, Pere Rotger, ha recibido en audiencia a la Sindicatura de Cuentas, que le ha presentado el informe sobre las cuentas generales de la CAIB, que analiza que analiza la gestión económica y financiara del Gobierno balear durante ese ejercicio y del que se desprende que en el 2010 se redujeron en diez el número de entidades públicas que había en la CCAA, pasando de 194 a 184 del año 2009 al 2010.

RECOMIENDAN UN USO MÁS CUIDADOSO CON LOS CONTRATOS Y SUBVENCIONES

En otro de los apartados del informe, la Sindicatura de Cuentas recomienda al Gobierno balear que tenga un "uso más cuidadoso" a la hora de conceder subvenciones y contratos menores, y que se hagan efectivos los principios de publicidad y concurrencia.

En concreto, en el apartado de contratación, se establece que haya unos criterios que sean "objetivos y que estén muy detallados a la hora de valorarlos", de acuerdo con la ley de contratos del sector público, tal y como ha explicado a los medios el Síndico mayor.

En cuanto a los contratos menores que se han analizado en algunas consellerias, se insta a que no se incurra en el fraccionamiento, a fin de hacer más efectivos los principios de publicidad y concurrencia. También se recomienda que no se incluyan requisitos de solvencia técnica o profesional entre los criterios a evaluar para la adjudicación de contratos en procedimientos abiertos.

Europa Press Comunicados Empresas