La plaga llega al sur de Ávila y los roedores devoran las raíces de los frutales, según UPA

Actualizado 19/09/2007 15:41:18 CET

ÁVILA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) aseguró hoy que la plaga de topillos se ha extendido hasta el sur de la provincia de Ávila, el Valle del Tiétar, y "devora materialmente las raíces de varias especies de árboles frutales".

"Lejos de estar controlada la plaga, como dice la consejera de Agricultura, se ha extendido a zonas donde los cultivos de producción son distintos al cereal o la remolacha, pero igual que en el caso de La Moraña, están destrozando las economías familiares de un buen número de agricultores", indicó Roberto Sáez, secretario general de la organización agraria.

En un comunicado recogido por Europa Press, explicó que se trata de "un daño irreparable" en viñedos, higueras, cerezos, almendros, melocotoneros, perales, ciruelos, nogales, hortalizas e incluso cítricos, lo que supone que "en muchos casos haya que arrancar los árboles afectados y plantarlos de nuevo, con lo significa al menos cinco años sin producción".

UPA cree "un daño irreparable para cientos de familias que basan sus economías en estos cultivos minoritarios, que complementan las rentas de muchos agricultores abulenses", y exige ayudas directas e indemnizaciones del cien por cien de los daños para los afectados, a la vez que considera a la Delegación Territorial de la Junta "responsable de no defender los intereses de los productores".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies