Urkullu dice que la fusión fría de las cajas es "hablar por hablar"

Iñigo Urkullu (PNV)
EP
Actualizado 30/05/2010 20:11:13 CET

BILBAO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, aseguró este domingo que la propuesta de una 'fusión fría' de cajas vascas, realizada por el presidente de Caja Vital, Gregorio Rojo, supone "hablar por hablar" después de "cinco años perdidos" desde el intento de fusión de las tres entidades financieras vascas, cuando "PSE y PP brindaron con champán" tras "impedir" dicha fusión, un brindis que "ahora se convierte en un amarguísimo vinagre para Euskadi".

En un artículo publicado en su blog, titulado 'Hablar por hablar, la 'fusión fría' de las cajas vascas', Urkullu denunció que "el problema" de las cajas vascas, "cinco años antes y cinco años después, no es la supervisión política" de éstas, porque en Euskadi "han sido supervisadas y controladas por los ayuntamientos, por las diputaciones como 'entidades fundadoras', y por el Gobierno vasco, logrando ser las más rentables y seguras del sistema financiero español".

"El problema es, cuando de la supervisión pública, se pasa a la gestión política partidista. Y eso es lo que está pasando a muchas entidades de ahorro en donde el PP y el PSOE han metido el hocico. Y eso es lo que hicieron el PSE y el PP cuando, desde la oposición, impidieron las fusiones. Meter el hocico para impedir un proceso con el que hoy, en plena convulsión financiera, tendríamos una entidad capaz de posicionarnos en el mundo", agregó.

El presidente del PNV reconoció que quizá él no es "quién para interpretar" los movimientos de alguno de los presidentes de las cajas en este momento, y que no llega a "saber el papel que el Gobierno vasco 'ha jugado' ante las llamadas de alguna otra entidad externa necesitada y/o del Banco de España a alguna de las cajas vascas, para que presentara ofertas", asunto en el que, finalmente, se "abortaron las operaciones".

Sin embargo, indicó que le da "la impresión, de que, además de alguna de las personas interesadas, el PSE y el Gobierno vasco juegan con interés partidista en esta ocasión".

En este sentido, destacó que el PSE y el PP "brindaron con champán cuando impidieron la fusión" de las tres cajas vascas y, tras "cinco años perdidos", ahora "ese brindis de entonces se convierte en una amarguísimo vinagre para Euskadi".

"HABLAR"

"Es lo que tiene esto de hablar. Ahora nos desayunamos con que el Gobierno vasco, siguiendo lo que ha dicho el presidente de una de las cajas vascas, quiere plantear una 'fusión fría' de las cajas. Que, para que se entienda, es algo así como una UTE temporal por la que se crea una nueva ficha bancaria y se consolidan los balances de las tres cajas vascas. Es como una fusión, pero con la peculiaridad que se mantienen todos y cada uno de los órganos directivos y rectores y de gobierno de las cajas", añadió.

A su entender, esta propuesta para una 'fusión fría' se produce "después de curiosos procesos abortados" en los que se ha visto implicada la BBK y después de que, por parte del Gobierno vasco, "nadie dijera nada públicamente" sobre el acuerdo entre el presidente del Gobierno vasco, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente del PP, Mariano Rajoy, para la reforma de la Ley de Cajas, "el único acuerdo alcanzado" entre ambos dirigentes.

"Y lo piden --la 'fusión fría-- quienes han impedido todos y cada uno de los procesos de fusión que se han intentado desde las cajas vascas. Es como si quisieran tapar las irresponsabilidades que los que ahora están en el Gobierno vasco y sus socios del PP cometieron en este tema ya en el año 2005", añadió.

Urkullu, que recordó que el intento de crear una sola caja vasca fue considerado entonces por algunos como una apuesta por "una fusión política impulsada por el PNV", remarcó que "la fusión de las cajas era, en aquel momento, una ocasión, una oportunidad de poder contar con una de las entidades más fiables, potentes y solventes del Estado".

De igual forma, defendió que se trataba de "una decisión valiente y que nos habría adelantado a la crisis económica financiera internacional, posicionándonos de manera extraordinaria en el Estado y en el mundo".

Ademas, señaló que aquella oportunidad de fusión buscaba "contar con una caja capaz de impulsar grandes proyectos en Euskadi", así como "de apoyar y apostar por proyectos empresariales y sociales que no eran posibles con tres cajas por separado".

"Una ocasión para crear un proyecto financiero, respetando a Euskadiko Kutxa y a Ipar Kutxa, capaz de soportar y ayudar al tejido productivo vasco, desde una óptica absolutamente profesional y comercial, pero, con una visión de país, sustentada en la cobertura de las instituciones fundadoras y de las asambleas correspondientes de las tres cajas territoriales", insistió.

Sin embargo, tras aquel fracaso de la fusión, a su juicio, "ahora todo lo que se haga llegará tarde gracias a los actuales rectores del Gobierno vasco: PSE y PP".

El líder jeltzale también señaló que no se puede olvidar la obra social de las cajas vascas también ha colaborado a que Euskadi "tenga los niveles de bienestar que tiene", puesto que las tres entidades "forman parte también del sistema de bienestar y cobertura social de Euskadi".

Urkullu también crítica al lehendakari por sus declaraciones de esta semana referidas, siempre según el líder jeltzale, a que "decía que iba a eliminar los gastos superfluos", algo que "está bien, muy bien y siempre que explique cuáles son".

Sin embargo, advierte de que "mejor habría sido que, en época de crisis y con un presupuesto de Gobierno aprobado por el PSE y por el PP en diciembre del 2009, los hubieran eliminado ya, cuando redactó y aprobó las cuentas de gastos e ingresos".

Para Urkullu, el lehendakari "ya no puede culpar" PNV de "lo 'mal' que había hecho las cosas y de sus 'despilfarros'" que, advirtió el dirigente jeltzale, han llevado a Euskadi a situarse "un 130 por ciento por encima de la renta media per capita europea".

Según el líder del PNV, este hecho se comprueba a pesar de que López "sigue diciendo que 'hemos vivido por encima de nuestras posibilidades' y que le viene como 'anillo al dedo' la situación de crisis para ligarla a la reestructuración de la Administración".

"Menos mal, aunque nadie lo diga, que dos diputados generales, Xabier Agirre y José Luis Bilbao --Álava y Bizkaia--, ya vienen aplicando medidas de reestructuración en la Administración", indicó.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies