Zapatero quiere que el salario mínimo alcance los 800 euros en la próxima legislatura

Actualizado 22/10/2007 2:01:05 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 Oct. (OTR/PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que en los "próximos días" el Ejecutivo llegará a un nuevo acuerdo con los sindicatos para que el salario mínimo interprofesional (SMI) esté en 600 euros en 2008, en la línea de las subidas de los últimos años. Pero lejos de quedarse ahí, el jefe del Ejecutivo aseguró que su intención es que en la próxima legislatura el SMI alcance los 800 euros.

El actual salario mínimo, 570,6 euros mensuales, se fijó el pasado mes de diciembre de 2006 y supuso un incremento de 29,7 euros al mes. De esta forma, la próxima subida prevista, y que según Zapatero se cerrará en los "próximos días", sigue la línea de la anterior y de las acometidas por el Gobierno desde 2004. En el periodo transcurrido entre 1997 y 2003 había tenido incrementos anuales en torno al 2%, e inferior en algún ejercicio, y supuso un incremento en esos ocho años de 70,3 euros por mes. Por eso el presidente quiere continuar en la misma línea y llegar a los 800 euros a lo largo de la próxima legislatura.

En la clausura del Congreso Extraordinario del PSC, Zapatero remarcó que el Ejecutivo de PP se "olvidó" de los trabajadores que cobraban el salario mínimo. En ese punto, presumió de que su Gobierno lo ha subido en un 33%, lo que supone más del doble de la evolución que tuvo en la etapa 'popular'. "Ahora nuestra preocupacción es poder acordar con los sindicatos que tenemos un país y una economía que nos debe de llevar a subirlo a 800 euros y acercanos a los porcentajes de la UE", dijo. "A eso estamos dedicados".

LA BOLSA ESPAÑOLA, "UNA DE LAS MEJORES"

Zapatero indicó que eso lo pueden hacer porque han realizado una "buena política económica y una gran política social". "Hemos demostrado que gestionamos mejor que la derecha, tanto que presumían", aseveró, reiterando los hitos económicos, como el crecimiento al 3,8% o el superávit de las cuentas públicas. Esto no se puede considerar "nunca como un milagro", sino "siempre como el resultado del trabajo de los trabajadores y de la capacidad de inversión de los empresarios", indicó aludiendo a José María Aznar.

Tras insistir en que en esta legislatura se habrán creado tres millones de puestos de trabajo, Zapatero también se refirió a las turbulencias que sufrieron los mercados por las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos en agosto. Entonces, dijo, la derecha "jaleba la represión". Ahora, agregó "están callados", mientras la Bolsa española se comporta como "una de las mejores". "Vamos a seguir con fuerza mal que le pese a la derecha", remachó.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies