Empleados de Panrico se muestran optimistas tras la reapertura de la planta Santa Perpètua

Panrico
CEDIDA
Publicado 03/12/2014 17:14:36CET

SANTA PERPÈTUA DE MOGODA (BARCELONA), 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la planta de Panrico de Santa Perpètua de Mogoda se han mostrado optimistas y esperanzados tras la reapertura de la fábrica que ha permanecido cerrada durante trece meses a causa de la larga huelga realizada por los empleados y las tareas de limpieza y saneamiento que la compañía ha llevado a cabo para volverla a reactivar.

Un total de 24 empleados se han incorporado a las rutinas de trabajo este miércoles, que por ahora se centrarán en cursos de formación para asumir los protocolos anuales relacionados con la manipulación de alimentos, entre otros.

El primer turno ha accedido al puesto de trabajo a las 06:00 horas, donde se han encontrado con una protesta protagonizada por un reducido grupo de personas con pancartas en los accesos a la fábrica y que no ha tenido ninguna afectación.

"Los que quedamos continuaremos con nuestro trabajo para hacer posible que esto funcione, es nuestro trabajo y es lo que queremos", ha expresado Juan Maraver, uno de los empleados de la factoría.

En este mismo sentido se ha expresado el portavoz del Comité de Empresa, Félix Yela, quien ha asegurado que la entrada ha sido pacífica y que la sensación que tienen los trabajadores que hoy han regresado al trabajo es de optimismo y tristeza.

"Todos sabemos que hay 130 personas que se han quedado en la calle pero necesitamos que la empresa siga adelante y que la producción se incremente para que podamos recuperar el máximo de compañeros y compañeras que han perdido sus empleos", ha comentado.

Según han explicado fuentes sindicales está previsto que los cursos de formación se alarguen durante las próximas dos semanas y que a partir de entonces se empiecen a producir pequeñas tiradas de producto para poder empezar a distribuirlo a principios de 2015.

LA HUELGA MÁS LARGA

La huelga de Panrico ha sido la más larga de la historia de España, alargándose un total de 8 meses desde que empezó a raíz del impago de la nómina de septiembre de 2013 y la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), hasta que terminó el 13 de junio de 2014.

El plan de reestructuración de la empresa ha comportado el despido de 98 personas del área industrial, que se suman a los 30 despidos que se hicieron en diciembre de 2013, lo que significa que la planta de Santa Perpètua ha pasado de tener 324 trabajadores a 173.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies