La empresa John Deere plantea un ERTE de 20 semanas para 1.100 trabajadores

Publicado 28/01/2015 18:03:44CET

GETAFE, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La dirección de la empresa de maquinaría agrícola John Deere de Getafe ha planteado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de 20 semanas para la totalidad de la plantilla de producción (1.100 trabajadores) que el presidente del comité de empresa, Juan Manuel Aranda, considera innecesario porque "hay soluciones en el convenio colectivo para afrontar los altibajos de producción como se ha hecho otras veces".

Juan Manuel Aranda, que ha estado acompañado por el coordinador general de IU, Cayo Lara, ha manifestado este miércoles que el ERTE supondría dejar de trabajar casi dos semanas al mes durante este año, aunque se ha abierto un periodo de consultas para buscar alternativas.

En este sentido, ha añadido que les parece deshonesto que la empresa "haya planteado esto para sacar tajada del bolsillo de los trabajadores y de la Administración, aprovechando los resquicios de la reforma laboral". "Aunque aquí la reforma laboral la dejamos aparte, lo que nos costó 114 horas de huelga, de una pelea fuerte", ha apostillado.

Según Aranda, la empresa ha llevado una progresión hacia arriba durante los últimos años en producción y en beneficios, pero las cosechadoras, a nivel mundial, "han bajado y ha habido un bache de producción, lo que ha dado lugar a que la empresa aproveche la coyuntura para ahorrar dinero planteando un ERTE" al que los trabajadores buscarán soluciones alternativas para que no se produzca.

"Llevamos más de veinte trimestres batiendo el récord de beneficios, ya que el año 2014, que bajó la producción un 22 por ciento, la multinacional a nivel general y aquí a nivel particular aumentaron los beneficios un 40 por ciento respecto a 2013 que había sido récord de beneficios, así que la situación económica no tiene ningún problema", ha agregado.

Por su parte, Cayo Lara que se ha reunido con la dirección y con el comité de empresa, ha mostrado su apoyo a los trabajadores que podría llegar hasta el parlamento si fuera necesario porque no cree que haya causas objetivas para que se lleve a cabo esa disminución de producción en la fábrica y por tanto la paralización temporal del trabajo de los empleados.

"Aquí puede haber una operación de intentar sacar a los mercados una parte importante de las cosechadoras que en Estados Unidos tienen media vida, lo que provocaría la reducción de producción en empresas como esta", ha subrayado.