Lo que más preocupa a los directivos aragoneses es la inestabilidad política

Publicado 22/01/2016 16:29:38CET

ZARAGOZA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) ha apuntado que lo que más preocupa a los directivos de la Comunidad es la inestabilidad política. Así lo reflejan los resultados del Indicador de Opinión de la organización correspondientes al segundo trimestre de 2015.

Estos datos han sido presentados este viernes, día 22, por el presidente de ADEA, Salvador Arenere. Dicho barómetro se obtiene a partir de una encuesta que recoge las impresiones de los directivos sobre diferentes aspectos relacionados con la situación económica y a la que, en esta ocasión, han respondido 271 directivos y ejecutivos de las áreas de dirección general, dirección financiera, dirección comercial y de recursos humanos, de los sectores automoción, industrial, servicios y comercial.

Los encuestados se han referido a cuestiones relacionadas con aspectos como la financiación, evolución de la plantilla, cifra de ventas y balanza comercial. "Los datos reflejan que continúa la senda del crecimiento, tal y como se desprendía del indicador anterior, el correspondiente a la primera parte del año 2015", ha subrayado Arenere.

Sin embargo, las impresiones de los directivos aragoneses recogidas en este barómetro confirman el "cambio de tendencia que ya se anunciaba en julio del año pasado", ha continuado el presidente de ADEA.

Asimismo, ha indicado que en las respuestas obtenidas se aprecia un cambio de opinión en algunos apartados, como facilidad en la obtención de financiación, evolución de la plantilla o cifra de ventas.

"Además de los factores políticos o económicos, se acusan el impacto de la situación geopolítica, las situaciones de inestabilidad en las relaciones internacionales, así como la coyuntura económica en países como China, que tiene efectos colaterales en nuestra economía", ha explicado.

FINANCIACIÓN

Del informe se desprende que es elevado el porcentaje de directivos que cree que ha mejorado la facilidad para obtener financiación (75 por ciento), aunque se reduce en 12 puntos el de directivos que cree que este aspecto mejorará en el primer semestre de 2016 directivos. El 6,3 por ciento de los encuestados creen que empeorará.

El porcentaje de directivos que prevén una mejora de la plantilla aumenta considerablemente, pasando de un 33,3 por ciento a un 50 por ciento. Sin embargo, un 16,7 por ciento de los directivos cree que este aspecto podría mejorar en el primer semestre de 2016.

Disminuye en 14 puntos el porcentaje de encuestados que prevén una mejora en la cifra de ventas, a la vez que aumentan los que creen que se mantendrán estables. Sigue existiendo un porcentaje que considera que las ventas empeorarán, que pasa del 16 al 19 por ciento.

EXPORTACIONES

Según refleja el informe, las exportaciones mantienen su tendencia positiva, con un 61,3 por ciento de los directivos que prevé una situación de estabilidad para esta variable.

Aumenta el porcentaje de encuestados que cree que este aspecto mejorará en el primer semestre de 2016, pasando de un 29,9 por ciento a un 38,6 por ciento. En este punto, ha afirmado el presidente de ADEA, "tiene gran incidencia el buen funcionamiento del sector de la automoción en nuestra Comunidad".

En este ámbito se mantiene el cambio de tendencia que se produjo en la última encuesta (relativa al primer semestre de 2015), cuando aumentaba la previsión de estabilidad de las importaciones.

En la actual encuesta, un 86 por ciento de los directivos afirma que la cifra de importación se ha mantenido estable y un 12,9 por ciento cree que ha mejorado. Las previsiones de estabilidad, sin embargo se ven reducidas en 8 puntos y existe un ligero aumento en las impresiones de empeoramiento (del 1,1 al 5,6 por ciento).