Normalidad en los primeros trayectos del plan alternativo tras corte del servicio ferroviario entre Bellvitge-Sants

Actualizado 22/10/2007 10:17:53 CET

BARCELONA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los primeros autobuses del plan alternativo de transporte iniciado hoy a las 6.30 horas para cubrir el servicio ferroviario en el trayecto Bellvitge-Sants han realizado el trayecto con normalidad, según informó hoy Renfe a Europa Press.

El tráfico ferroviario en dicho tramo fue interrumpido el pasado sábado después de la última incidencia provocada por las obras de adaptación para la llegada de la alta velocidad a Barcelona, ocurrida en un túnel de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC).

El corte del servicio afecta al recorrido y a los horarios de las Líneas 2 y 10 de Cercanías de Renfe, así como a la de FGC en ese trayecto. El número de pasajeros afectados es de 99.000 personas, según avanzó el sábado Renfe.

Para cubrir la movilidad entre Barcelona y la comarca del Baix Llobregat se ha habilitado una flota de autobuses, entre 210 y 220, para sustituir los tramos afectados y se han desplazado hasta Barcelona conductores y autocares de otros lugares del Estado, como Andalucía, Valencia o Bilbao.

Además, el Ayuntamiento de Barcelona ha reforzado el servicio de Metro de la Línea 1 que une Barcelona con el Baix Llobregat y los autobuses que circulan entre estos dos puntos. Renfe recomienda el uso de estos transportes para evitar el colapso de los autobuses especiales.

PLAN ALTERNATIVO.

El plan de transporte alternativo para el trayecto de la Línea 2 entre Barcelona-El Prat-Viladecans-Gavà se hace mediante autobuses y los usuarios que se desplacen entre Bellvitge y Sants deberán utilizar la Línea 1 de Metro. El tramo entre Sant Vicenç de Calders y Gavà se hará en tren.

El punto de llegada y salida de los autobuses desde Barcelona hasta Gavà-Viladecans-El Prat y Bellvitge está ubicado en la avenida Maria Cristina de Barcelona, donde de momento hay tranquilidad. Para habilitar allí la zona de parada se tuvieron que evacuar mediante grúas los coches que estaba aparcados. No obstante, sus propietarios podrán recuperarlos sin coste alguno. Asimismo, se habilitó un carril bus en cada sentido en la avenida Marqués de Comillas y en la calle Fuego.

En lo que respecta a la Línea 10, entre Barcelona y el Aeropuerto, se ha habilitado un tren lanzadera entre el Aeropuerto y el Prat y un servicio de autobuses entre la Estació de França-Aeropuerto, Passeig de Gràcia-Aeropuerto y Sants-Aeropuerto.

La Línea 7 que une L'Hospitalet y Martorell tendrá su inicio y final en la estación Sant Andreu Arenal. No obstante, a primera hora de la mañana, y hasta las 9, circula en su recorrido habitual.

En cuanto a los trenes de media distancia de las líneas Barcelona-Tarragona-Tortosa, Barcelona-Tarragona-Reus-Riba-roja d'Ebre, Barcelona-La Plana-Lleida y Barcelona-Caspe-Zaragoza inician o finalizan su recorrido en Sant Vicenç de Calders. Los usuarios pueden desplazarse desde aquí hasta Barcelona mediante la Línea 4 Sur de Cercanías, Sant Vicenç-Martorell-Sants, que ha sido reforzada.

Además, Renfe, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y FGC acordaron que los billetes y abonos de Renfe serán válidos para acceder al Metro y a FGC en las estaciones con enlace durante el período en que el servicio permanezca cortado.

Por último, FGC mantiene el resto del servicio y establecerá un tren lanzadera entre las estaciones de Plaça Espanya y Europa/Fira y autobuses entre las estaciones de Gornal, Sant Josep y L'Hospitalet. En el tramo entre L'Hospitalet y Plaza Espanya, FGC recomienda utilizar la Línea 1 de Metro, que verá reforzado su servicio.

NO HA SIDO UN SOCAVÓN.

Según explicó el secretario de Estado en Infraestructuras, Víctor Morlán, la incidencia del sábado no se debe a un socavón, ya que las primeras hipótesis apuntan a un desplazamiento lateral de la pantalla del túnel "por la presión" de las inyecciones de hormigón en las obras del propio túnel. En este sentido, aseguró que solicitó a los técnicos de la empresa adjudicataria de las obras un informe para conocer lo sucedido.

Morlán reconoció que la incidencia es "grave", pero quiso diferenciarla de los socavones surgidos en días anteriores. Por esta razón, aseguró, las obras del AVE se paralizaron el sábado y los técnicos le informaron de que necesitan "un mínimo de siete días para consolidar la estructura" de debajo de las vías.

Ante la pregunta de si se mantiene la fecha de llegada de la alta velocidad a Barcelona, prevista para el 21 de diciembre, Morlán rehuyó dar una respuesta clara y se refirió a la necesidad de tener los informes de los técnicos.

El secretario de Movilidad de la Generalitat, Manel Nadal, afirmó que hasta que no reciban los informes de los técnicos no podrán determinar el tiempo que permanecerá cortado el servicio de FGC, aunque aseguró que será "superior a siete días".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies