Controladores.- Lema admite que el cierre del espacio aéreo fue "un trauma", que "no volverá a repetirse"

Juan Ignacio Lema, Presidente de AENA
EUROPA PRESS
Actualizado 02/12/2011 10:50:39 CET

AENA no se responsabiliza de los daños a las aerolíneas, que "tendrán que reclamar en los juzgados"

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Juan Ignacio Lema, reconoce que el cierre del espacio aéreo por el 'plante' de los controladores, del que se cumple mañana un año, "fue un trauma" tanto para los 600.000 pasajeros afectados, a los que reiteró sus disculpas por lo ocurrido, como para la sociedad y para el propio ente, que asegura, "no volverá a repetirse".

No obstante, tiene claro que fue "un paro salvaje y antidemocrático", que tiene como "únicos responsables a los controladores que abandonaron su puesto", ya que tenían las alternativas que les brinda el Estado de Derecho para resolver sus discrepancias con la empresa. "USCA debió ir a los tribunales o a una huelga legal", ha asegurado en declaraciones a Europa Press.

Para Lema, independientemente del marco jurídico y de las relaciones laborales, "ninguna persona puede tomarse la Justicia por su mano". "Los únicos responsables de lo que hicieron los controladores son los controladores que abandonaron su puesto", recalcó.

"Pedimos disculpas a los pasajeros, seguimos lamentándolo mucho, pero estamos haciendo todo lo posible, ya lo hicimos en aquel momento, para que esta situación no vuelva a repetirse", afirmó.

Lema defendió que con la nueva Ley de tránsito aéreo y el convenio colectivo --fruto del laudo que llegó después para poner fin al dilatado conflicto entre controladores y empresa_existen los mecanismos para que "no vuelva a pasar".

NO HUBO TRAMA.

Ante la denuncia de USCA de una supuesta trama orquestada por el ente para provocar el cierre del espacio aéreo cuando, según el sindicato, pese a las bajas había controladores suficientes, Lema es contundente: "es rotundamente falso".

Lema recordó que hay una sentencia de la Audiencia Nacional, a raíz de la primera denuncia de un afectado que reclamaba unos 6.000 euros como compensación, que exime a AENA como responsable civil subsidiaria por entender que "hubo un acuerdo en los controladores en abandonar su puesto, una reacción ilegal e inesperada, contra la que la compañía no tenía mecanismos para actuar".

También se refirió a la sentencia de un juez de Santiago de Compostela, a favor de AENA y en contra de un controlador que fue despedido, en la que los controladores aportaron documentación para implicar supuestamente a AENA en una trama. "Esta documentación forma parte según el juez de la gestión normal de posibles desacuerdos sobre cómo se contaban las horas y no de ninguna trama", señaló.

LA ÚLTIMA PALABRA LA TIENE LA JUSTICIA.

Sin embargo la juez que instruye la causa contra los controladores ha incluido a AENA como responsable civil subsidiaria del caos aéreo en el procedimiento penal, por lo que deberá asumir las indemnizaciones si el patrimonio de los controladores no es suficiente.

Al respecto, Lema se mostró seguro de que los jueces absolverán a AENA en los múltiples juicios abiertos como ya hizo el juez de la Audiencia Nacional, pero añadió que "la última palabra la tiene la Justicia". "Nosotros acataremos las sentencias de los jueces como no podía ser de otra manera", destacó.

Por su parte, las aerolíneas han reclamado a la compañía 116 millones de euros por los perjuicios y daños derivados de su conflicto con los controladores como proveedor del servicio de control, a lo que AENA mantiene su postura de que "no es responsable". "Tendrán que reclamar también en los juzgados y por los medios legales que consideren oportunos para reparar el daño", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies