La baja persistente de controladores podría implicar su relevo por incapacitación, según Fomento

 

La baja persistente de controladores podría implicar su relevo por incapacitación, según Fomento

Actualizado 20/07/2010 17:00:23 CET

Fomento asegura que hay plantilla suficiente y que los problemas están causados por el elevado absentismo en las torres de control

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La mayor parte de las bajas laborales de los controladores aéreos son por "causas objetivas" que implicarían la sustitución de los afectados debido a las propias características del servicio de control aéreo y a la complejidad del trabajo, según explicaron hoy a Europa Press fuentes del Ministerio de Fomento.

Las mismas fuentes recordaron que para ser controlador aéreo hay que cumplir con dos requisitos fundamentales, uno un nivel de inglés alto y técnico y un rigurosos examen psicofísico que es el que no pasan el 80% de los aspirantes a un puesto de control, porque es "fundamental" tener capacidad para soportar un trabajo tenso.

"Por eso es el colectivo mejor pagado de este país, porque trabaja en unas condiciones muy duras que no soporta todo el mundo", recordaron las fuentes, que apuntaron que si la persona que ha pasado estas duras pruebas achaca problemas físicos y psíquicos para darse de baja, quizás ya no reúna estas condiciones necesarias para ser controlador, motivo por el cual debería ser sustituido en este puesto de trabajo para el cual ya no es válido.

Naturalmente, puede ser que el efectivo se recupere y pueda volver a su puesto de trabajo, pero si la baja persiste, deja de ser un problema momentáneo y el efectivo ya no está capacitado para hacer su trabajo por "estas causas objetivas".

"Si hay causas objetivas que están reguladas en la normativa de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) que les impiden a los controladores realizar su trabajo, habrá que ver si pueden seguir desempeñándolo", señalaron las mismas fuentes.

"El médico tendrá que valorar si se trata de una baja permanente o alterna por causas objetivas imprescindibles para renovar la licencia por trabajador", con lo cual no podría seguir prestando el servicio.

Fomento recordó que son los mismos controladores de baja los que están aduciendo problemas físicos y psíquicos por estrés, nerviosismo e incluso taquicardias. "Ante todo está la salud de los trabajadores", recordó Fomento, que insistió que a lo mejor estas personas ya no están capacitadas para realizar este tipo de trabajo que requiere las mejores condiciones físicas y psíquicas.

PLANTILLA SUFICIENTE.

Con respecto a las declaraciones de los controladores, que aseguraron hoy que el anuncio del ministro de Fomento, José Blanco, sobre la posible habilitación de controladores militares para cubrir las bajas de los controladores civiles, demuestra la necesidad de incorporar más efectivos, Fomento aclaró que lo que se hará es cubrir el elevado absentismo que provoca la plantilla.

"No hay falta de controladores, sino una práctica de darse de baja", informaron desde el Ministerio, que recordó que aunque hay controladores suficientes asignados a los turnos, son las bajas las que están causando escasez.

"El objetivo no es militarizar las torres de control sino echar mano del servicio de los controladores militares si es necesario", recordaron las mismas fuentes, quienes hablaron de que en una situación de emergencia podría ser necesario el apoyo de estos militares para facilitar el servicio y evitar trastornos al sector turístico.

Esta mañana, tras registrarse un gran aumento de los retrasos y varios conflictos en los aeropuertos españoles desde el pasado fin de semana por el elevado absentismo de los controladores aéreos, Blanco anunció que el Gobierno habilitará controladores militares para cubrir las bajas de los controladores civiles en situaciones "excepcionales" y en momentos puntuales.

Mientras el Gobierno habla de huelga encubierta, el colectivo de control aduce que los cambios en la normativa laboral introducidos en la nueva Ley de tránsito aéreo han causado graves trastornos en la situación laboral de los controladores, lo que ha deteriorado su salud y ha creado un incremento de las bajas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies