La Generalitat asume el 1 de enero la competencia de las Cercanías ferroviarias de Cataluña

Actualizado 29/12/2009 17:27:23 CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Cercanías ferroviarias de Cataluña pasará a ser competencia del Govern a partir del próximo 1 de enero, aunque Renfe seguirá como operadora al menos hasta diciembre de 2010, según ratificó hoy la comisión mixta de traspasos Estado-Generalitat.

El traspaso fue suscrito por el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, y el conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura.

Las competencias traspasadas incluyen la regulación, planificación, gestión, coordinación, inspección de servicios y potestad tarifaria.

Según el acuerdo, al finalizar el ejercicio 2010, una vez que concluya el contrato-programa entre Renfe y el Estado, se decida si esta operadora continúa prestando el servicio o si se cambia empresa.

Por el momento, a lo largo del próximo año se creará una comisión mixta formada por Fomento, Renfe y Generalitat que valorará los servicios transferidos y servirá de base para la negociación del nuevo contrato-programa 2011-2015. Si no hay posibilidad de contrato con Renfe operadora, la Generalitat se reserva la facultad de continuar con un consorcio, un tercero o de renovar el contrato-programa desde el 1 de enero de 2012.

El traspaso irá acompañado de 117,2 millones de euros para 2010, que aportará el Estado en concepto de la cantidad que no cubren los billetes de los viajeros. Estos recursos aumentarán previsiblemente al año siguiente por las nuevas infraestructuras, como por ejemplo los accesos al Aeropuerto de El Prat y el desdoblamiento de la línea de Vic.

Tras la firma del traspaso, el vicepresidente tercero lo definió como "un paso histórico en el completo desarrollo del Estatut de Cataluña, al amparo también de la Constitución Española".

Chaves admitió que el proceso de negociación ha sido "largo, intenso y exento de dificultades", pero que estuvo siempre presidido por la "máxima lealtad" institucional entre ambos gobiernos.

En rueda de prensa, Saura también celebró el traspaso como un acuerdo histórico y "el más importante" tras la aprobación del Estatut, norma que, con este traspaso, se confirma como un instrumento que mejora la vida de los ciudadanos, dijo.