Economía/Transportes.- Las tasas aéreas serán supervisadas por un órgano independiente

Aviones en la pista de un aeropuerto
EP
Actualizado 26/01/2011 21:22:58 CET

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

AENA dejará de ser el regulador y gestor de las tasas aeroportuarias como hasta ahora, para lo que se creará un órgano independiente, denominado Autoridad Estatal de Supervisión, que recogerá el criterio del ente público, de los proveedores privados y de las compañías aéreas a la hora de establecer el régimen de tasas, que posteriormente deberá aprobar el Congreso en el marco de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Esto será posible gracias a una enmienda introducida por el PSOE en el desarrollo de la Ley de Navegación Aérea en el Senado, para transponer la directiva europea que obliga a diferenciar entre regulador y gestor en el modelo de tasas aeroportuarias. De esta formas, las aerolíneas podrán recurrir a este nuevo órgano en caso de desacuerdo en el nivel de las tarifas.

"Esto permitirá reforzar la gestión individualizada de cada aeropuerto y dotar al modelo de mayor flexibilidad", destacó el portavoz del PSOE en la Comisión de Fomento del Congreso, Rafael Simancas, en declaraciones a Europa Press.

El ministro de Fomento, José Blanco, avanzó esta mañana en el Congreso que dicha autoridad funcionará además como árbitro de los posibles conflictos que surjan entre todos los gestores.

El nuevo modelo contempla también la libertad de gestión para captar rutas y decidir la inversión en cada aeropuerto concesionado (Barajas y El Prat) "con la única limitación" del acuerdo de dicha comisión de supervisión a fin de evitar actuaciones que perjudiquen la competencia, explicó Blanco.

En esta línea, Simancas remarcó que estos cambios permitirán "proponer descuentos, recargos y bonificaciones, de hasta un 10% por encima o por debajo, por ejemplo", sistema que ya se utiliza en los puertos españoles, y que supondrá adaptar más cada aeropuerto a sus expectativas y resultados a partir de la referencia que marque dicho órgano de supervisión.

"Da un margen para ganar eficiencia y hacer nuestros aeropuertos más autónomos, que no más autonómicos", apuntó, para recordar que, tal y como dijo el ministro de Fomento, las administraciones territoriales podrán participar en las políticas comerciales de cada aeropuerto y en la creación de nuevas rutas a partir de los consejos de coordinación que se crearán con el nuevo modelo.

Según recoge la enmienda, la Autoridad Estatal de Supervisión recogerá las impresiones de AENA, proveedores y compañías aéreas, y se establecerán posteriormente las tasas en función de los cinco nuevos niveles en los que se han catalogado los 47 aeropuertos de la red en función del número de pasajeros.

En un primer nivel, se considerarán las tasas de los dos principales aeropuertos de AENA, Madrid y El Prat; seguidos en una segunda categoría por aquellos con un tráfico superior a los seis millones de pasajeros anuales; de entre dos y seis millones; inferior a dos millones de pasajeros al año y por debajo de estas cifras.

Aena Aeropuertos, la nueva sociedad mercantil que el Gobierno prevé crear antes de que acabe febrero, podrá proponer directamente o a propuesta de las filiales, coeficientes correctores y bonificaciones por aumento de pasajeros, frecuencias o rutas, que deberán cumplir con las normas de competencia y que trasladará a la Agencia Estatal de Supervisión.

Desde 2003, ya existe un órgano independiente para adjudicar los 'slots' --derechos de aterrizaje y despegue-- que pagan los operadores, de acuerdo con las compañías y gestores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies