Economía.- La UE aprueba la norma que obliga a separar la gestión de servicios de transporte ferroviario y de las redes

Estación De Tren
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 17:30:41 CET

ESTRASBURGO (FRANCIA), 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha aprobado este martes la nueva normativa comunitaria que obligará a separar los negocios de gestión del transporte ferroviario y el negocio de la gestión de las redes con el objetivo de aumentar la competencia en el sector tras el visto bueno del pleno del Parlamento Europeo este martes por amplia mayoría.

Los Veintisiete tendrán dos años y medio para trasponer la nueva normativa comunitaria, que obligará a separar la gestión y explotación de los servicios de transporte ferroviario de la gestión de las redes y de la infraestructura ferroviaria, como ya ocurre en el sector de la energía.

El objetivo de la nueva legislación es aumentar por un lado la competencia en el sector ferroviario a nivel internacional y mejorar por otro la calidad de estos servicios para los usuarios.

En virtud de la nueva normativa, los Estados miembros deberán asegurar que no se dan transferencias ilegales de fondos públicos entre las divisiones de negocio que gestionen servicios y redes, incluso en el caso de que pertenezcan al mismo 'holding'.

Los eurodiputados defienden que se trata de una condición indispensable para impedir distorsiones en la competencia y para garantizar asimismo un acceso equitativo para todos los operadores, también para que accedan por los mismos precios a la infraestructura ferroviaria y a las instalaciones de servicios como los talleres de mantenimiento o de las estaciones.

En caso de litigio, los reguladores nacionales deberán revisar que se cumplen las nuevas normas, mientras que la Comisión Europea evaluará el nivel de cooperación entre los reguladores de los Veintisiete. Bruselas prevé analizar de nuevo en un plazo de dos años la posibilidad de crear un regulador único europeo.

CÁNONES.

Respecto a los cánones para poder utilizar la infraestructura de otros operadores, la normativa comunitaria prevé incentivos para reducir el ruido y equipar los trenes con el Sistema Europeo de Control de máxima seguridad.

En cambio, con el objetivo de asegurar que los operadores puedan realizar una planificación adecuada en inversiones ferroviarias, se prevé que los contratos de financiación para el desarrollo de redes establecidas por las autoridades públicas en los Veintisiete cubran un periodo de al menos cinco años.

Los Veintisiete, que ya dieron su visto bueno a la nueva normativa, deben dar su visto bueno formal todavía a la propuesta.

El comisario de Transporte, Sim Kallas, ha saludado "el acuerdo final" sobre la propuesta de directiva porque "las nuevas normas de la UE permitirán una mayor competencia en el mercado ferroviario" y abordan los "tres problemas principales" a los que se enfrenta el sector como son "reforzar el poder de los reguladores nacionales", "mejorar el marco para la inversión" en el sector y "garantizar el acceso justo a la infraestructura ferroviaria y servicios ferroviarios relacionados".

"Son una respuesta directa a muchas quejas de los operadores en años recientes", ha explicado el comisario, que ha confiado en que las nuevas normas entren en vigor a finales de año, tras el visto bueno de la Eurocámara a la nueva normativa.

El Ejecutivo comunitario tiene previsto por otra parte presentar antes de que acabe el año una propuesta para liberalizar el transporte de pasajeros en las redes ferroviarias internas de los Estados miembros.