Morlán reconoce "insuficientes" las medidas contra las averías de Renfe y pide disculpas

Actualizado 05/10/2007 16:34:08 CET

Renfe y Adif inician una investigación para esclarecer las causas del incidente de ayer

BARCELONA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Víctor Morlán, reconoció hoy las medidas de emergencias para situaciones de avería se han mostrado "insuficientes" tras el "grave" incidente de ayer en las líneas C-2 y C-10 de Cercanías en Barcelona, y pidió disculpas a los usuarios.

Morlán aseguró que, durante la incidencia de ayer, se produjeron una serie de inconvenientes que imposibilitaron el desarrollo del protocolo de emergencia con normalidad y que la incidencia afectó desde las 18.56 hasta las 21.50 horas a un total de 199 trenes, 48 de los cuales tuvieron que ser suspendidos.

Durante una rueda de prensa celebrada hoy en Barcelona para aclarar los incidentes que dejaron ayer a los pasajeros de un tren de Cercanías durante media hora sin luz y durante casi tres horas encerrados en los vagones, Morlán hizo hincapié en que estas situaciones "no se pueden volver a repetir", y destacó que los técnicos de Adif ya "están llevando a cabo una investigación para determinar lasa causas del incidente".

Por otro lado, Morlán destacó que "se deberá localizar a los responsables" si tras los resultados de la investigación se desprende que hubo "algún tipo de irresponsabilidad durante la gestión de la incidencia".

El secretario de Estado reconoció que durante la tarde de ayer, no sólo hubo el problema de la catenaria que dejó sin corriente el último tramo de la vía 2 en la estación de Bellvitge, sino que también falló el protocolo de emergencia que se mostró incapaz de evacuar a los pasajeros o el tren en el menor tiempo posible.

UNA CADENA DE INCONVENIENTES.

La cronología que explicó Morlán sobre lo acontecido empieza a las 18.56 horas, cuando el maquinista del convoy afectado informó de la incidencia en la catenaria nueva por la caída de un cable de la instalación precedente que debía ser desmontada en los próximos días.

A partir de este momento, se preparó un convoy para la evacuación de los pasajeros mediante pasarelas, pero el corte de la tensión en la otra vía debido a que algunos pasajeros dejaron sus vagones y salieron a las vías, obligó a abortar este plan de evacuación y preparar una máquina diésel para trasladar el tren afectado a la estación más cercana.

Sin embargo, la máquina diésel que se debía acoplar al Cercanías paralizado no pudo realizar el acople por causas que aún se desconocen y que los técnicos investigan, e impidió el traslado del tren.

Dado este conjunto de incidencias, y ante la imposibilidad de evacuar el tren o de trasladarlo a una estación más cercana, los responsables de Renfe y Adif decidieron esperar a que se reestableciese la tensión de las dos líneas y llevar el tren a Bellvitge por sus propios medios.

Además de todos los problemas técnicos, el secretario de Estado explicó que los medios de información a las usuarios "no funcionaron con normalidad", puesto que el servicio de SMS daba informaciones erróneas y algunos informadores de Adif desconocían la situación.

Para cubrir los destinos afectados a consecuencia de la avería de la catenaria, Renfe y Adif reclamaron un total de 44 autobuses que debían sumarse a los 18 que ya tenía en reserva, pero la empresa sólo envió 24 de estos buses.

En total el servicio se cubrió gracias a un total de 42 autobuses, 24 que realizaron la ruta Barcelona Sants y Castelldefels y 18 entre Barcelona y el aeropuerto de El Prat.

UNA PÉRDIDA DE CONFIANZA DE LOS USUSARIOS.

Además de reconocer "insuficientes" las medidas de emergencia y de pedir disculpas a los usuarios, admitió que con problemas como éstos, "los usuarios están perdiendo la confianza en el transporte ferroviario".

En este sentido, y ante la hastío de los usuarios que cada vez ven más difícil una mejora del servicio, Morlán insistió en que la situación debe mejorar y garantizó que "lo hará", y puso como ejemplo la mejora de niveles de puntualidad que ha conseguido el servicio de Cercanías con la finalización del traslado de vías en Sants.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies