El optimismo económico y las tensiones globales impulsarán un 4,1% el sector Aeroespacial y de Defensa en 2018

Avión de transporte militar C295
AIRBUS - Archivo
Publicado 09/05/2018 13:06:59CET

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El optimismo generalizado sobre el avance de las principales economías del mundo, unido, al mismo tiempo, a las amenazas a la seguridad internacional y a las tensiones internacionales en materia geopolítica, impulsarán la demanda de desplazamientos y de productos militares, que se traducirá en un crecimiento de la industria Aeroespacial y de Defensa un 4,1% en 2018.

Según un informe de Deloitte, la Unión Europea incrementó un 3,3% el presupuesto militar de los países miembros entre los años 2010 y 2016. Por el mismo motivo, el gasto mundial en defensa cruzará por primera vez la barrera de los dos billones de dólares en 2022, lo que impulsará intensamente la demanda de productos de defensa, en especial, los dedicados a la protección de ataques cibernéticos.

Además, la mejora global de la economía mundial ha incrementado la demanda de los consumidores por los desplazamientos, lo que impulsará la producción mundial de aviones un 4,8% este año, hasta las 1.585 unidades fabricadas, algo que, según el informe, "beneficiará a la industria española.

Actualmente, el sector emplea a más de 55.000 personas en España y factura más de 10.000 millones de euros, de los cuales el 83% se corresponde a las exportaciones. Para el socio de Deloitte Óscar Martín, la industria española debe apostar por las inversiones en I+D+i y en productos de calidad para dar respuesta a los competidores surgidos en los mercados emergentes.

PRINCIPALES DESAFÍOS DEL SECTOR

Pese a que los ingresos derivados de la producción en Europa crecerán un 4,9% este año, el sector se enfrenta a una serie de desafíos entre los que destacan el fortalecimiento de la cadena de suministro, las inversiones para una gestión más eficaz y el desarrollo e implementación de nuevas tecnologías en los aviones.

También las políticas regulatorias provenientes de la Administración de Estados Unidos tendrán un impacto sobre los resultados económicos de las exportaciones. Como resultado de las políticas impuestas por Donald Trump, el fortalecimiento del dólar, unido a la creciente competencia de Rusia y China, provocaron una caída de la facturación del sector en el país, un fenómeno que seguirá prolongándose en 2018.

Por último, el informe de Deloitte alude a la expansión de la clase media en los países de Asia Pacífico para explicar el incremento de los viajes de turismo, si bien muchos gobiernos han adoptado una actitud preventiva ante las posibles amenazas en las que incurre la libertad de movimiento. No obstante, este hecho provocará, a su vez, un incremento en los gastos militares.

Contador