MSF advierte de que no hay capacidad suficiente para atender a los refugiados somalíes en Etiopía

SOMALIA
UNICEF
Actualizado 02/11/2011 19:34:15 CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha advertido este miércoles de que, a menos que se aumente rápidamente la capacidad de ayudar a los refugiados somalíes que han huido a Etiopía, van a surgir "problemas importantes" a la hora de satisfacer las necesidades de estas personas.

Los índices de malnutrición y mortalidad en los campos de refugiados del sur de Etiopía están cerca de alcanzar niveles de crisis. Wojciech Asztabski, coordinador de proyectos de MSF en Dollo Ado, ha señalado en un comunicado que "la capacidad de recibir a más personas y proporcionarles los alimentos, la atención nutricional, la atención médica, el agua y las condiciones sanitarias que necesitan es totalmente insuficiente".

Los campamentos acogen actualmente a unos 130.000 refugiados de Somalia, la mayoría de los cuales huyeron de la crisis alimentaria y el conflicto. En las últimas semanas, el número de refugiados que cruzan la frontera para entrar en Etiopía ha aumentado a unos 300 al día, una cifra que no se registraba desde el pasado julio.

Según MSF, este incremento "indica que la gente en Somalia sigue estando en una situación muy vulnerable". "Casi todos los refugiados dicen que se marcharon de Somalia por la falta de comida y la creciente inseguridad", ha precisado.

Una mujer somalí de 39 años que ha llegado hace poco al país vecino, ha contado que no quería irse, pero que "el hambre y los enfrentamientos hacían que la vida fuese muy complicada". "Mi marido y mi madre siguen en Somalia. No teníamos suficiente dinero para viajar, así que he venido sola con mis cuatro hijos. Viajamos en un carro tirado por un burro durante siete días y siete noches. Ahora mi hijo está muy enfermo, no puede comer y cada día parece más exhausto", ha explicado.

MSF ayuda a los refugiados desde 2009, y desde el pasado mayo ha aumentado considerablemente el alcance de sus programas para mejorar la situación y reducir la tasa de mortalidad, pero ha destacado que aún hay mucho que hacer para que la situación de emergencia se solucione.

INSTALACIONES SATURADAS

Asztabski ha dicho que se prevé que en las próximas semanas lleguen "miles de personas" a través de la frontera. "El centro de recepción y el campamento de tránsito, donde se queda la gente hasta que se les asigna un alojamiento en uno de los campos de refugiados, se están llenando rápidamente", ha añadido.

En el campamento de tránsito viven ahora más de 6.000 personas, una cifra que se incrementará en varios miles de personas cada semana durante las próximas semanas. "No hay suficientes letrinas, alojamiento o agua potable. Se necesita urgentemente una mayor capacidad", ha insistido. Los campos de refugiados adonde luego son trasladados los recién llegados ya están llenos.

La sequía que afecta a la región del Cuerno de África ha tenido efectos dramáticos sobre los somalíes, que sufren un conflicto armado desde hace 20 años y viven en un país subdesarrollado y carente de los servicios más básicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies