ONG de infancia piden priorizar la Ley de violencia contra menores para "acabar con atrocidades" como la de Gabriel

Actualizado 12/03/2018 18:58:14 CET
Concentración en Almería por Gabriel Cruz el viernes día 9 de marzo
EUROPA PRESS

   MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Organizaciones de infancia piden que se priorice la aprobación de la Ley para la erradicación de la violencia contra los menores para que no vuelvan a repetirse "atrocidades" como la sufrida por el niño Gabriel Cruz, de quien se perdió el rastro hace 12 días en Las Hortichuelas, en Níjar (Almería), y cuyo cadáver fue hallado este domingo 11 de marzo.

   La directora de Sensibilización y políticas de Infancia de UNICEF, Maite Pacheco, ha mostrado su "conmoción" ante la muerte del pequeño y ha pedido que se "priorice" la aprobación de esta Ley "para acabar con atrocidades como esta".

   "Las organizaciones de infancia estamos trabajando desde hace tiempo en una ley contra la violencia contra la infancia. Es importantísimo que esta ley sea aprobada ya en el Congreso", ha subrayado Pacheco en declaraciones a Europa Press. Hasta el momento, según ha indicado, les han dicho que se está redactando el texto. Si bien, Pachecho apunta que "no se puede seguir alegando falta de recursos".

   Desde UNICEF acompañan en el sentimiento a los padres de Gabriel Cruz. "No creemos que pueda existir dolor igual como el que toda la sociedad española está expresando", ha precisado Pachecho. Además, ha recordado que como este menor, "otros muchos niños están sufriendo violencia en sus familias, escuelas y otros ambientes". Por ello, piden que sea una "inmediata prioridad" que se fomente la "cultura del buen trato a los niños".

   Según explica Pachecho, la ley para la erradicación de la violencia contra los menores daría, en primer lugar, "un espaldarazo a decir 'basta ya' a la violencia contra los niños" pero además, recuerda que las leyes tienen un desarrollo, necesitan recursos económicos y humanos y "un enfoque importantísimo en prevención". Supondría, según precisa, "el comienzo de una nueva era en la que nadie ni nada permita ningún tipo de violencia contra los niños".

   Además, la directora de políticas de infancia de UNICEF ha pedido más recursos para aquellos que luchan contra este tipo de violencia en su día a día, como trabajadores sociales, educadores, mediadores, jueces y fiscales.

   Sobre la forma en que se podría prevenir que una persona que ya tenga antecedentes de violencia o comportamiento inadecuado con menores vuelva a estar en contacto con niños, Pacheco recuerda que en estos momentos ya existe una Ley de protección de la infancia que incluye un registro de abusadores sexuales, aunque considera que se podría ampliar a pedir unas referencias expresas a los trabajadores sobre el buen trato a los niños.

   "Espero que, ante esta barbaridad, esta aberración que nos ha conmovido tantísimo como sociedad, haya un clamor para que esta ley (para la erradicación de la violencia contra los menores) salga adelante sin duda y que empecemos a detectar en nosotros mismos pequeñas sutilezas sobre cómo tratamos a los niños y niñas, que tienen menos poder pero no menos derechos", ha subrayado.

LA SOCIEDAD ARROPA A LA FAMILIA

   El presidente de la Plataforma de Infancia, Adolfo Lacuesta, ha lamentado el "tristísimo desenlace" del caso de Gabriel y ha enviado todo su "cariño" a la familia del pequeño, al tiempo que ha valorado "muy positivamente la reacción social" de "arropar a la familia y de mensajes en positivo" que se generó a raíz de su desaparición.

   Lacuesta cita un informe de Naciones Unidas que aseguraba que "toda la violencia contra los niños se puede prevenir" y que "nada justifica la violencia contra los menores". "No podemos encontrar ninguna excusa", subraya.

   En base a esto, la Plataforma pide que se apruebe la Ley para la erradicación de la violencia contra los niños para que trabaje en "la prevención y la reparación". Según las últimas informaciones de que disponen, el borrador de la ley podría presentarse a lo largo de este año.

REPARAR A LAS VÍCTIMAS

   Este segundo punto, según precisa Lacuesta, el de la "reparación" también es importante porque "muchas veces se pone toda la fuerza en castigar a los que violentan" y se deja de estar al lado de las víctimas. En este caso de Gabriel, lamenta que el final ha sido "trágico" y no se ha podido llevar a cabo la reparación.

   También insiste en la necesidad de sensibilizar porque, aunque no quiere crear alarma, indica que desde 2012 un centenar de niños han sido víctimas de violencia y se han presentado unas 38.000 denuncias en este sentido. "En general, hay muchísima violencia contra los niños", advierte.

   En cuanto a la prevención, Lacuesta propone trabajar desde el entorno educativo y enseñar a los niños a ser capaces de detectar este tipo de violencia. Aunque el caso de Gabriel es extremo, según indica, la familia es el ámbito donde más violencia contra los menores se ejerce y, por tanto, considera importante escuchar a los niños, no forzarles a ir con personas del entorno que no les caen bien y contar con su opinión.

   Desde la Fundación ANAR, su director de Programas, Benjamín Ballesteros, asegura a Europa Press que la violencia contra la infancia en España se ha ido agravando en los últimos años. Por ello, considera fundamental que se apruebe la Ley para la erradicación de la violencia contra los niños para prevenirla y dar el apoyo necesario a las víctimas.

FUGA, PÉRDIDA, SECUESTRO PARENTAL O CON FINES CRIMINALES

   Ballesteros explica que existen diferentes tipologías de desaparición de los menores como la fuga, el secuestro parental, casos de pérdida accidental o los secuestros con fines criminales. En este último caso, que sería el de Gabriel, reconoce que es difícil la prevención.

   La Fundación ANAR ofrece el teléfono 116000 para que cualquier ciudadano pueda comunicar la desaparición de un niño o dar alguna pista sobre un secuestro de un menor desaparecido. Asimismo, da apoyo a las familias de estos niños. Por ejemplo, les explican que los padres pueden poner una denuncia inmediata ante la desaparición de su hijo.

   En cuanto al certificado de delitos sexuales que ya se exige a las personas que van a trabajar con menores, la Fundación ANAR pide que no solo se solicite en el momento de la contratación sino también con cierta periodicidad.

   Por su parte, Save the Children ya trasladó este domingo su "desolación" ante el hallazgo del cuerpo sin vida de Gabriel Cruz y señaló la "necesidad urgente" de una ley que "proteja" a los niños y niñas de todos los tipos de violencia.

   La ONG ha recordado que tiene en marcha una petición de firmas en 'www.losultimos100.org' para pedir a todos los grupos políticos que aprueben esta ley que cuenta ya con más de 170.000 apoyos ciudadanos.