El padre Ángel inaugura el Belén solidario de Mensajeros de la Paz: "Es un clamor contra la destrucción medioambiental"

Contador
Belén Mensajeros de la Paz
MENSAJEROS DE LA PAZ
Publicado 05/12/2017 15:17:31CET

   MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El padre Ángel ha inaugurado este martes 5 de noviembre en la iglesia de San Antón de Madrid, el Belén solidario de Mensajeros de la Paz, que este año busca denunciar los efectos del cambio climático. "Es un clamor contra la destrucción medioambiental", ha señalado el padre Ángel.

   Asimismo, el presidente y fundador de Mensajeros de la Paz ha señalado que el sentido de este Belén "es una cosa preciosa que va a gustar a todos" y ha felicitado de una "manera especial" a su autor, Ikella Alonso.

   Con esta iniciativa, la ONG también quiere advertir de la "poca respuesta política" y de la "indiferencia" de Donald Trump, presente en este Belén, ante la "llamada de socorro de la naturaleza".

   "La idea este año era representar el clamor del pueblo, porque es el pueblo el que tiene que tomar la palabra y decir lo que realmente la gran mayoría de la sociedad piensa. Este planeta es nuestra casa, si no cuidamos nuestra casa lo más normal es que nos quedemos sin ella.

   Según ha explicado el autor, este es el cuarto Belén que se realiza y, a su juicio, los cuatro temas que se han tratados están "abierto". "El primero fue el tema de las vallas de Melilla, que se queda abierto; el segundo es el de los refugiados, que sigue abierto; el tercero es el de los sin techo, que sigue abierto; y el de este año es el del cambio climático, que me temo que va a seguir abierto", ha criticado.

   "Aunque haya gente que diga que esto del cambio climático es un poco exagerado, yo creo que es un hecho evidente, lo dice la ciencia, lo está diciendo la Iglesia, lo está diciendo la cultura popular y lo dice el sentido común", ha apuntado.

   En el portal se han puesto placas solares y también un molino de viento, para, según el autor, expresar que las renovables "son la esperanza".

   "En este país tenemos dos fuentes muy importantes, que son el viento y el sol. Queremos que este Belén sirva para llamar la atención y para que la gente tenga conciencia de que o lo cuidamos o tendremos un gran problema", ha subrayado Alonso, al tiempo que ha recalcado que el Belén no tiene color para darle "todavía más radicalidad al asunto".

   Por último, el autor ha hecho hincapié en que este año han pensando también en los niños. "Los niños es un grupo que realmente aprecia el Belén. Está pensado un poco de manera infantil", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies