El Consejo de Europa reclama órganos "más independientes" para combatir la intolerancia y la discriminación

Varias personas en Lavapiés (Madrid) tras los disturbios
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 21/03/2018 16:52:48CET

   MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Anti Racismo del Consejo de Europa (ECRI, por sus siglas en inglés) ha reclamado este miércoles 21 de marzo, Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, unos organismos "más fuertes e independientes" para combatir la intolerancia y la discriminación en Europa.

   "Para proteger y apoyar mejor a las personas expuestas a la discriminación, los Estados deberían establecer fuertes órganos de igualdad", señala el Consejo de Europa en un nuevo conjunto de recomendaciones a los gobiernos europeos con motivo del Día Internacional contra la discriminación.

   El organismo pide que se constituyan "entidades jurídicas separadas" con "independencia política, financiera y operativa" y sean dotadas de "recursos adecuados". Según ECRI, todos los Estados miembros del Consejo de Europa, excepto San Marino, "tienen al menos una institución que puede considerarse como un organismo de igualdad". Pero avisa de que "algunos de ellos no son independientes".

   En esta línea, el presidente de la comisión antirracista, Jean-Paul Lehners, cree que hay que "ser capaz de trabajar sin la interferencia del gobierno o los partidos políticos" y "apoyar a las víctimas de discriminación en todas las etapas". Sin embargo, considera que "a menudo" las personas expuestas a la discriminación y la intolerancia "no tienen la capacidad ni los recursos para hacer valer sus derechos".

   Según las recomendaciones de la ECRI, estos órganos deben "promover la igualdad y prevenir la discriminación" realizando investigaciones, investigando, sensibilizando, apoyando las buenas prácticas, haciendo recomendaciones y contribuyendo a la legislación y la formación de políticas. Además, aconseja que tengan la función adicional de decidir sobre las denuncias de discriminación "tomando decisiones jurídicamente vinculantes para imponer sanciones o formulando recomendaciones no vinculantes".

   "Los organismos de igualdad deberían tener el derecho de hacer declaraciones de forma independiente y decidir sobre su estructura interna, la gestión de su presupuesto, la contratación y el despliegue del personal y su programa de actividades", destaca, señalando además que "deberían contar con suficiente personal y fondos" y "existir salvaguardas para proteger la independencia de las personas que dirigen el cuerpo".