La Marea Granate denuncia trabas e incidencias en el acceso al voto de catalanes en el exterior

Contador
Actualizado 10/11/2017 15:46:35 CET
Urna electoral
WIKIPEDIA

   Este viernes 10 de noviembre acaba el plazo para correcciones e inscripciones en el Censo

   MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Marea Granate ha denunciado de nuevo las trabas e incidencias en el acceso al voto de los ciudadanos españoles que se encuentran en el exterior, esta vez los catalanes que quieren participar en los comicios del 21 de diciembre y que ven cómo por falta de información o accesibilidad en los consulados, por disfunciones en el sistema telemático, problemas con su DNI electrónico o simplemente, por lo ajustado de los plazos se van a quedar sin votar.

   "La primera cuestión es la dificultad de cómo se han convocado estas elecciones, de sopetón. Eso hace que además de los problemas de siempre se sume la improvisación", señala en declaraciones a Europa Press la portavoz de esta organización desde Dinamarca, Berta Burguete, que ya ha empezado a recibir comunicaciones por irregularidades de catalanes que quieren votar.

   Marea Granate viene denunciando la "yimkana" y la "carrera de obstáculos" que se impuso a los ciudadanos en el exterior con la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) que introdujo el voto rogado, es decir, un trámite que obliga a solicitar participar en las elecciones para poder recibir las papeletas y que complica la tarea ya dificultosa especialmente en algunos países de inscribirse en el Censo de Residentes Ausentes (CERA) donde deben constar todos los votantes.

   Sobre las inscripciones, Burguete recuerda que se puede figurar como residente permanente o como residente temporal. Los primeros pueden esperar a recibir una clave telemática para rogar el voto por internet o solicitarlo por fax. Los segundos sólo pueden pedirlo presencialmente. En ambos casos, deben constar en el CERA y el plazo para altas y rectificaciones acaba este 10 de noviembre. Ahí es donde empiezan los problemas.

   "Hay consulados donde están persuadiendo a la gente para que se inscriban como residentes permanentes, con las dificultades que eso trae: La mayor parte de la gente que hace la actualización de censo en el periodo de rectificaciones no llega a votar porque la corrección no se aplica a tiempo, y eso que no hay ninguna obligación de hacerlo porque la ley recoge la situación administrativa de la gente que está temporalmente fuera de España", explica Burguete.

   Estas personas afrontan además otras dificultades, como la distancia a la que se encuentran del consulado o embajada más cercanos --"en Dinamarca sólo el billete de tren puede costar 100 euros y hay que pedir días en el trabajo, lo que no todos los empleadores entienden"-- y el horario en que estas dependencias funcionan.

   "En Copenhague el consulado ha dicho que abrirá este fin de semana, pero es un poco arbitrario y debería haber un criterio general y que todo el mundo supiera que le atienden", denuncia.

   Con los residentes permanentes también hay "incidencias en los consulados" porque, según señala la portavoz de Marea Granate, "les dicen que esperen en casa a recibir la clave telemática y no les informan de que ya mismo pueden rogar el voto por fax". "Es muy cansado tener que estar vigilando que se cumplan las reglas de juego. Creemos que si los consulados van a desempeñar un papel más importante en el voto exterior, deberían recibir clases sobre cómo hacerlo", añade.

"CUANTO MÁS TARDE EL RUEGO, MÁS DIFÍCIL EL VOTO"

   La experta recuerda que el plazo para rogar el voto termina el 22 de noviembre, "pero cuanto más tarde uno en hacerlo, más tarde se procesa la petición y más tardan en salir las papeletas". "Por lo que hemos ido viendo en todas las elecciones, la gente que rogaba a ultima hora tardaba más o no recibía papeleta, porque se van procesando según se van tramitando los ruegos", explica.

   Aún tramitándolo con antelación, es posible que haya personas que se queden sin votar pues indica, las papeletas deben comenzar a salir de Cataluña el 1 de diciembre "si no hay impugnaciones a las listas", algo plausible dado el carácter de estas elecciones. "Si hay impugnaciones a las listas, las papeletas salen el 9 de diciembre y tienen que llegar a su destinatario en Alemania, China o Andorra con tiempo para que puedan devolverlas y votar en plazo. Si te llegan el 14 o el 15 de diciembre es que ya no te da tiempo", apunta.

   Burguete señala que en otras ocasiones la Junta Electoral Central ha prorrogado la apertura de los consulados permitiendo votar hasta el mismo día de las elecciones, "pero da igual porque esas papeletas no llegan al escrutinio general". "Prorrogar solo uno de los plazos no sirve para nada. Al final el voto no llega al escrutinio y se pierde con todo el esfuerzo que has hecho", lamenta.

"LA EMBAJADA CIERRA EL FIN DE SEMANA"

   Melanie Torres teme que le pase algo así. Esta catalana se trasladó a Suecia un mes antes de que se convocaran las elecciones y aún está tramitando su documentación de identidad en el país. Vive en Gotemburgo, donde el consulado español es honorífico, es decir, "informa pero no tramita papeles", así que tendría que desplazarse a Estocolmo pidiendo permiso en el trabajo para realizar todas las gestiones.

   "Me dijeron que si iba antes del 10 de noviembre a Estocolmo a inscribirme como residente temporal podría votar pero los fines de semana está cerrado y no puedo dejar el trabajo para ir y si quiero si quiero hacerlo por internet, tengo que esperar al documento de identificación personal, que aún no me ha llegado. Mi única opción para poder votar sería ir el 21 a Cataluña y no puedo, porque ya he pedido días para Navidad", señala, para incidir en que siendo la convocatoria electoral en jueves, es todavía más complicado.

   En declaraciones a Europa Press, recuerda que desde que tuvo derecho a voto al cumplir los 18 siempre ha participado. "Me gustase uno o votase al menos malo, siempre he participado porque hubo tantas dificultades para que las mujeres pudiéramos votar que me parece una tontería que la gente ni se informe. Incluso hubo unas elecciones que sabía que estaría fuera e hice todos los trámites para dejar mi voto antes de irme. Me da rabia que lo pongan tan difícil", señala.

   A juicio de la Marea Granate, es todo culpa de las disfunciones de la Ley Electoral. "Tocaron una tuerca y ya nada funciona. Confiamos en que la comisión que estudia la reforma de la LOREG en el Congreso nos escuche de una vez porque tenemos un vastísimo conocimiento sobre este asunto y creemos que podemos aportar para mejorar la ley y que el voto en el exterior sea un ejercicio de democracia, no un calvario", ha señalado Burguete, que confía en que tarde o temprano, la organización sea invitada a comparecer.

VENCE EL PLAZO PARA RECTIFICAR EL CENSO

   Según el Instituto Nacional de Estadística, Cataluña tiene 224.844 electores en el extranjero de acuerdo al censo que se cerró el pasado 1 de agosto. El plazo para corregir ese censo o inscribirse con carácter retroactivo vence este viernes 10 de noviembre y es condición para poder votar.

   La solicitud de voto para residentes temporales se puede enviar desde el pasado 28 de octubre y hasta el 22 de noviembre. Si no hay impugnación de candidatos, el envío de la documentación para el voto se producirá entre el 25 de noviembre y el 1 de diciembre, mientras que si hay impugnaciones, las papeletas saldrán entre el 2 y el 9 de diciembre.

   Los votantes podrán enviar su voto por correo entre el 25 de noviembre al 17 de diciembre o hasta el día 16 si son residentes permanentes en el extranjero. Estas personas pueden votar en urna en las delegaciones consulares habilitadas del 17 al 19 de diciembre, ambos incluídos, de acuerdo a los plazos oficialmente establecidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies