La OMS alerta de "gran riesgo" de brotes de enfermedades entre la población desplazada en Sudán del Sur

 

La OMS alerta de "gran riesgo" de brotes de enfermedades entre la población desplazada en Sudán del Sur

Publicado 03/01/2014 12:16:33CET

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La población desplazada en Sudán del Sur tienen un "gran riesgo" de verse afectados por brotes epidémicos, según ha alertado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que advierte de la proliferación de enfermedades debido a la falta de agua e higiene, así como a las ínfimas condiciones de saneamiento en los campamentos de desplazados dentro del país.

Para la organización existe un "riesgo inminente" para una población que podría rondar las 200.000 personas, que son las que se han visto desplazadas en la región desde que comenzó la violencia que enfrenta al país, según los datos de la ONU.

La situación humanitaria en Sudán del Sur se ha deteriorado aún más en las últimas 2 semanas. Desde el estallido de la violencia el 15 de diciembre de 2013, las necesidades humanitarias han estado creciendo rápidamente concretamente un total de 195.416 personas han sido desplazados de los 4 estados de Sudán del Sur, a saber: Equatoria central, Jonglei, Unidad y Alto Nilo, y 75.171 de ellos tomando refugio en las bases de mantenimiento de la paz de la ONU en Juba, Bor, Malakal, Bentiu, mientras que se estima que 58.000 más estan desplazados en el estado del Condado Aweriel Lagos.

"Las condiciones pobres en agua, saneamiento e higiene en los campamentos, junto con la escasez de personal sanitario, plantea riesgos para la salud de miles de personas desplazadas en los campamentos base de la ONU", ha alertado Abdi Aden Mohamed, el representante de la OMS en Sudán del Sur, quien sostiene que "a pesar de los enormes esfuerzos realizados", en sus campamentos existen problemas de hacinamiento que "pueden crear las condiciones propicias para los brotes de enfermedades".

Con el fin de minimizar los riesgos de posibles brotes, la OMS está colaborando estrechamente con las autoridades sanitarias y otros asocios, incluyendo el equipo médico UNMISS, para identificar a personal sanitario dentro de los campamentos de desplazados que pueden ayudar a proporcionar servicios de Atención Primaria, así como educación para la salud y de apoyo al resto de personas desplazadas.

Para responder de forma inmediata a la crisis en curso, la OMS ha proporcionado atención traumatológica y botiquines de emergencia a las clínicas UNMISS ya otros socios que participan en la gestión de los casos de trauma en los cuatro estados del país. Asimismo, la organización internacional ha proporcionado a los medicamentos esenciales y suministros médicos a estas clínicas para ayudarles en la gestión de las enfermedades comunes.

"La escasez de trabajadores de salud en los estados afectados por el conflicto hace que la prestación de la Atención Primaria de calidad sea un reto", advierte la OMS en un comunicado, donde explica que la mayoría de los trabajadores de la salud y de miembros de ONG asociadas que apoyan los servicios de salud han huido de sus casas por seguridad tras estallar el conflicto.

Finalmente, la OMS hace un llamamiento a los organismos donantes para que aporten más recursos financieros para poder garantizar que todas las poblaciones vulnerables de la República de Sudán del Sur pueden vivir en un ambiente "seguro y saludable", y continuar recibiendo servicios sanitarios indispensables.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies