ONG piden al Gobierno garantizar plazas de acogida humanitaria a los liberados del CIE de Aluche

Actualizado 08/02/2017 12:00:03 CET
Centro De Internamiento De EXTRANJEROS DE ALUCHE MADRID CIE
EUROPA PRESS

   MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Las organizaciones Karibu, Pueblos Unidos y SOS Racismo Madrid han presentado una queja ante la Defensora del Pueblo y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en la que solicitan que se garanticen las plazas de acogida humanitaria a las personas que son liberadas del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, Madrid, cubriendo sus necesidades de ropa, alimentación y asistencia sanitaria completa.

   A través de esta queja, las organizaciones recuerdan que este programa de acogida está financiado por el ministerio a través de subvenciones a entidades y organizaciones que realizan actuaciones de atención humanitaria a personas migrantes, de acuerdo con lo estipulado en el RD 441/2007, de 3 de abril.

   En el comunicado enviado por las ONG, explican que a finales de la semana pasada, en concreto el 1 de febrero, once jóvenes subsaharianos no obtuvieron plaza de acogida que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social "les debiera facilitar". De este modo, los jóvenes se quedaron en las calles de Madrid, "sin más apoyo que el de la campaña de frío del SAMUR Social", afirman. "Estar en la calle todo el día con este frío es horrible --relata Mamadou, uno de los jóvenes subsaharianos--. Nunca había conocido una sensación de frío como ésta".

   Desde las organizaciones señalan que este no es el único caso acontecido de estas características. El pasado 17 de diciembre otras 12 personas fueron liberadas del CIE de Aluche y también se quedaron en la calle sin plaza en los programas de acogida humanitaria. Las tres ONG temen que esto pueda volver a ocurrir y afirman que son testigos de la desorientación que viven todos estas personas, que no saben a dónde ir y no tienen "un sólo euro en el bolsillo".

   Por último, las organizaciones exigen al gobierno el cierre de los CIE y el cambio de la política migratoria para garantizar la acogida y la inclusión. "Las políticas migratorias actuales dejan morir de frío en las fronteras a quienes necesitan acogida, o los encierran en los CIE para luego no garantizar las plazas en los centros de acogida", afirman.