Raúl, ex sintecho "Llegué al centro con la moral por los suelos y poco a poco me han devuelto la sonrisa" #10Años10Voces

Actualizado 22/03/2017 12:11:05 CET
Cargando el vídeo....

   MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Raúl tiene 52 años y, aunque asegura que ha pasado unos años "malos" es "optimista" y afirma que, a pesar de haber vivido un año y medio en la calle, lo que nunca ha perdido es la "ilusión por seguir adelante, viviendo". Tras estar unos meses en un centro de la Cruz Roja, actualmente vive en la casa de su hermana, con su cuñado y su sobrino, aunque lo que más desea es encontrar un trabajo estable para poder independizarse de nuevo "como cualquier vecino".

   Con una vida familiar problemática, Raúl siempre ha trabajado en la construcción hasta que su jefe, hace unos años se jubiló y cerró el negocio. Coincidió con el comienzo de la crisis y desde entonces no ha podido encontrar un trabajo estable. "Fue tal la situación que al final me vi en la calle", explica en una entrevista con Europa Press. "No podía pagar la habitación, la casa... lo he perdido todo".

   Al recordar cómo era su vida antes de acabar en la calle, Raúl afirma que era "como la de cualquier vecino". "Tenía mi casa, mis aficiones y ahora mi única afición es salir adelante", explica.

   De su año y medio en la calle lo que más recuerda es la soledad. "Te sientes totalmente abandonado y no sabes a dónde ir, a quién dirigirte, todo el mundo parece que te mira, ya sabes, muy malamente", afirma. Sin embargo, Raúl no se dio por vencido y, al final, pidió ayuda. "Hay que afrontar la realidad, que necesitas ayuda, no hay otra", añade.

   Desde Servicios Sociales de Leganés le derivaron a un centro de la Cruz Roja donde le brindaron comida, ropa, alojamiento y apoyo. "Uno llega aquí totalmente destrozado, con la moral por los suelos, y poquito a poco me han ido devolviendo la sonrisa, el ánimo por salir adelante", dice Raúl.

   Desde que llegó al centro ha realizado muchos cursos para poder volver a incorporarse a la vida laboral. También hacen actividades lúdicas como visitar museos e incluso han ido al ver un partido del Leganés y se muestra muy agradecido con todo lo recibido.

   En todo este tiempo, y tras convivir con más personas que han pasado por la misma situación que él, Raúl cree que la mejor ayuda que pueden ofrecer las administraciones es crear proyectos dirigidos a que recuperen la independencia y autonomía. Para ello, propone construir una especie de hotel con habitaciones que tengan su propia cocina como primer lugar de salida. "Solamente queremos salir de la situación de calle, no queremos una casa grande. Con una habitación que cuente con un cuartito para el aseo y una pequeña cocina está bien", explica. "Habría gente que podría pagarlo con las ayudas que reciben y, si se tiene suerte, encontrar trabajo".

   De cara al futuro Raúl tiene muy claro cuál es su ilusión más grande: Encontrar un trabajo y, si es posible, estable. "Gracias a un trabajo estable ya podría tener mi independencia, ir a comer, mis gastos de ir a comprarme ropa... Podría incluso atreverme a dejar estas habitaciones y tener una casa digna como cualquier vecino, y por qué no, compartir mi vida con una pareja y dejar de estar solo", explica.

   ¿Alguna otra ilusión? "Que lo que me ha pasado a mí no le pase a nadie más", concluye.

Cargando el vídeo....

Este video forma parte del especial #10AñosEPsocial que recopila 10 reportajes que analizan la evolución de diversos temas sociales en la última década y el proyecto '10 años, 10 voces' donde se da voz a los protagonistas de los colectivos sobre los que informa EPSocial

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies