El Congreso rechaza la petición del PSOE de revocar el copago en dependencia

Diputados en el hemiciclo
CONGRESO
Publicado 10/03/2015 20:26:11CET

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso ha rechazado, con los votos del PP, la moción del PSOE que instaba al Gobierno a revocar el copago en dependencia, así como a atender las listas de espera. Esta iniciativa, sí ha contado con el apoyo del resto de grupos de la oposición, aunque insuficiente, y con la abstención de CiU, que finalmente se ha abstenido.

Se trataba de una moción, consecuencia de la interpelación que el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, mantuvo en febrero con la responsable socialista de Servicios Sociales, María Luisa Carcedo, y que ha sido debatida este martes en la Cámara Baja.

Durante su intervención, Carcedo ha reclamado al Gobierno que garantice la atención de las personas dependientes. En la iniciativa se pedía el impulso del desarrollo del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

A su juicio, el copago en dependencia ha supuesto "un importante incremento" de la participación económica de los usuarios del sistema.

En la moción el PSOE también se pedía una garantía para los servicios sociales municipales y la participación de las entidades locales en la gestión de los servicios de atención a las personas en situación de dependencia, derogando los preceptos de la reforma de la administración local.

EL VOTO EN CONTRA DEL PP

Desde el Grupo Popular, su portavoz en la materia, Macarena Montesinos, ha avisado de que apoyar esta iniciativa supondría desmantelar el actual sistema de dependencia, al que el Gobierno está proporcionando la estabilidad. Ha defendido que los datos no están maquillados, como así lo ha criticado la oposición.

"Se han incorporado 300.000 personas desde 2012 y se corresponden con personas que hoy se están beneficiando y cerca del 40% se han incorporado en esta legislatura. Basta ya de difamar y de decir que es por los que han fallecido", ha solicitado Montesinos, insistiendo en que el sistema es "sostenible" y no está abocado a finalizar.

Durante su intervención, la 'popular' ha puesto como ejemplo de incumplimiento de la Ley de Dependencia a la Junta de Andalucía. "Este gobierno cumple con la dependencia y hay comunidades como Andalucía que no cumplen y por tanto no se incorporan más personas al sistema. Ésa es la realidad palpable y no otra", ha avisado, indicando que un 34% de personas dependientes están en lista de espera.

La diputada de la Izquierda Plural, Caridad García Álvarez, ha coincidido con los diputados de CiU y PNV en que la Ley de Dependencia está prácticamente derogada ante su falta de financiación.

"Todos los recortes de derechos llevan a la pérdida de salud y al aumento de gasto. Señorías del PP deberían tener conciencia absoluta de que las políticas neoliberales enferman y no ahorran nada", ha sentenciado.

Desde UPyD, Carlos Martínez Gorriarán ha defendido su voto a favor de la iniciativa en que la ley está "llena de buenas intenciones" al intentar solventar una deficiencia del Estado del bienestar. "Estamos de acuerdo con lo que propone pero no dejamos pasar de fondo el problema de haber dejado a las comunidades la responsabilidad principal de su aplicación porque ha llevado a su derogación práctica", ha lamentado.

Emilio Olabarria, del PNV, ha criticado que el copago se esté financiando o bien por los ciudadanos o por las comunidades autónomas, cuando el Estado sólo aporta un 20%. "El Estado incumple sus obligaciones legales porque tampoco se está cumpliendo el calendario de la propia ley", ha lamentado, asegurando su voto a favor de esta iniciativa porque cree que se está a tiempo de recuperar el espíritu de la ley.

Desde el BNG, Rosana Pérez, ha avisado de que el Gobierno no cumple con el compromiso de financiación del 50% y son las comunidades las que están asumiendo cerca del 63 por ciento de las prestaciones, a la vez que ha rechazado que las personas que debían entrar en el sistema en 2013 siguen sin atenderse.