La contaminación en Ascó I fue 1.000 veces superior a la comunicada y hubo riesgo radiológico, según Greenpeace

Actualizado 11/06/2008 21:30:28 CET

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La radiactividad de la fuga registrada en noviembre por la Central Nuclear de Ascó I (Tarragona) fue 1.106 veces superior a la anunciada el pasado mes de abril, según dijo hoy a Europa Press el responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo, tras examinar los datos facilitados por la presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Carmen Martínez Ten, en el Congreso. Además, aseguró que el CSN ha reconocido la existencia de riesgo radiológico para las personas que visitaron las instalaciones, como escolares y proveedores.

"Se comunicó que el nivel de radiación de las partículas era de 235.000 bequerelios, hoy se ha dicho que es de 260 millones de bequerelios, es una radiactividad 1.106 veces mayor a la reconocida por el titular de la instalación el pasado 7 de abril", aseguró.

Además, advirtió de que ésta es sólo la cantidad de radiactividad procedente de las partículas detectadas y recogidas porque "el CSN sigue sin facilitar la cantidad de radiactividad total liberada en el accidente", cuando existen métodos para calcularla.

Sin embargo, Bravo sí que considera una novedad "muy importante" que el CSN haya reconocido que la partícula más radiactiva encontrada hasta el momento sería capaz de superar el límite anual de radiación previsto para el público. "Esas partículas estaban fuera del edificio, dentro del perímetro de la central. Hubo visitas de colegios y proveedores, que estuvieron dentro del emplazamiento. Sí ha habido impacto radiológico potencial", denunció.

Aunque la organización ecologista responsabiliza al titular de la central del incidente, considera que el CSN no fue muy diligente en su investigación y que ha perdido "la poca credibilidad que le quedaba" al ponerse de manifiesto su "obsesión minimizadora y su afán por defender a la central nuclear.

Finalmente, Bravo solicitó al organismo regulador que se persona en la vía penal iniciada por Greenpeace contra la central por haber provocado riesgo radiológico a los ciudadano.