Corbacho considera un "error plantear una reforma amplia" de la ley de Extranjería y apuesta por cambios concretos

 

Corbacho considera un "error plantear una reforma amplia" de la ley de Extranjería y apuesta por cambios concretos

Actualizado 11/09/2008 16:47:11 CET

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, manifestó hoy que sería "error abrir un debate para hacer una reforma amplia" de la Ley de Extranjería y apostó por hacer cambios concretos, como por ejemplo la regulación de los menores reagrupados, "que cuando alcanzan la edad laboral no pueden buscar trabajo".

El ministro realizó estas declaraciones a raíz de una interpelación urgente del diputado de CiU Carles Campuzano, que preguntó al ministro por los futuros cambios normativos en política migratoria.

Corbacho abogó por introducir en la reforma de la ley las directivas europeas en esta materia, así como los cambios fijados por el Tribunal Constitucional, que obliga a regular los derechos de reunión, asociación, sindicación o huelga de los inmigrantes.

Así, el ministro apostó por reforzar la inmigración circular y por "reflexionar sobre la reforma de la regulación de los menores reagrupados, que cuando alcanzan la edad laboral se ven discriminados porque no se les reconoce el derecho a buscar trabajo".

No obstante, Corbacho consideró que "es una buena ley" y añadió que las reformas serán decididas por los grupos parlamentarios, a los que pidió que trabajen "con espíritu de consenso". "Todas las políticas deben ir encaminadas a favorecer la cohesión social, la convivencia y la integración", aseveró.

EN FUNCIÓN DEL MERCADO DE TRABAJO

Por otra parte, aseguró que la política migratoria del Gobierno "se ha basado y se basará" en regular los flujos migratorios en función de las necesidades laborales. "Si los flujos migratorios no van unidos al mercado de trabajo, lo primero que se degrada es el mercado de trabajo y las conquistas de los trabajadores y trabajadoras", recalcó.

Asimismo, apostó "por reformar los servicios públicos de empleo, para que desarrollen con eficacia su labor de intermediación" entre los países de origen y de destino.

El ministro también destacó la necesidad de "una verdadera política migratoria común en el seno de la Unión Europea", que implique la colaboración con los países de origen y tránsito en el control de fronteras y en la lucha contra la inmigración ilegal.

ALIMENTAR LOS PREJUICIOS

Mientras, Campuzano consideró de "sentido común" vincular a la inmigración a la situación del mercado laboral español, aunque pidió al ministro que en sus declaraciones evite alimentar "los prejuicios de los ciudadanos y no simplifique excesivamente" el fenómeno de la inmigración.

Por último, el diputado de CiU denunció las "dificultades" que ponen las embajadas y consulados españoles a los extranjeros que se quieren acoger a la reagrupación familiar para llegar legalmente a España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies