Cuidadoras de dependientes denuncian su precariedad: "Rajoy nos está quitando el Bienestar"

Actualizado 19/01/2018 15:45:14 CET
Dependencia cuidadoras
CRUZ ROJA LA RIOJA

Denuncian la falta de convenio colectivo, que provoca que haya mujeres realizando su trabajo por dos euros la hora

   MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Auxiliares de servicio a domicilio han denunciado este viernes en el Congreso su situación de precariedad y han reclamado al Gobierno que el servicio que prestan sean "público". "Rajoy nos está quitando el Bienestar Social", ha apuntado una de las cuidadoras, Carmen, quien ha llamado a la ciudadanía a "salir a la calle y denunciarlo".

   El colectivo se ha reunido en la Cámara Baja con Unidos Podemos, a quienes, según han explicado, quieren hacer llegar que, a lo largo de las últimas décadas, han sido "ninguneadas, menospreciadas e invisibilizadas" por la clase política, que "no la legislado" en materia de dependencia, "ni ha puesto los medios económicos necesarios" para que los usuarios reciban "un servicio de calidad al que tienen derecho".

   Antes de entrar en esta reunión, la portavoz de la formación morada en la Cámara Baja, Irene Montero, ha señalado la importancia de la labor de estos auxiliares, en su mayoría mujeres, que "trabajan día a día con personas en situación de dependencia, cambiándoles de postura, yendo a hacer la compra y ayudando en todo lo que esa persona necesita" y que se "están dejando sus espaldas, sus manos y sus cuerpos" para "sostener el mundo". "El mensaje es claro, si las mujeres paran, se para el mundo, si los cuidados paran, para el mundo", ha declarado ante los medios.

   Montero se ha mostrado dispuesta a escuchar las reivindicaciones de las auxiliares que, según ha denunciado, llevan años viendo como "se está precarizando" su trabajo como consecuencia de la entrada en el sector de "numerosas empresas que venían del mundo de la construcción y de la limpieza de calles" que, además, "han acabado con los derechos laborales de las mujeres".

"NOS LANZAN SOLAS A LAS CASAS"

   En este sentido, Carmen ha explicado que las auxiliares están atenciendo a una población vulnerable, formada por gente mayor, pacientes con enfermedades degenerativas o enfermedades psíquicas, sin que exista un convenio o un protocolo de actuación. "Nos lanzan solas a las casas y nos dicen 'actúa como puedas'", ha denunciado la auxiliar, quien ha señalado que su labor requiere también sustituir los medios técnicos con los que sí cuentan hospitales o centros geriátricos.

   Para la cuidadora, el Gobierno tiene el servicio a domicilio "colgado por pinzas" para "hacerlo desaparecer en cualquier momento" y denuncia que se han llevado a cabo "argucias" como trasladar las ayudas a este servicio a los ayuntamientos y pasarlas a la Diputación como "primer paso para privatizarlo y hacerlo desaparecer".

   Por su parte, Mónica, trabajadora social y coordinadora de un servicio a domicilio municipal, ha explicado que las empresas privadas sólo quieren ganar dinero y recortan "de donde pueden, es decir, de la calidad, los sueldos y de las personas dependientes". Así, ha apuntado que las trabajadoras de este sector no cuentan con un convenio colectivo y que existe una "disparidad increíble" entre comunidades autónomas.

"SI NO TRABAJAS, TE QUEDAS EN LA CALLE"

    "Se trabajan jornadas de 2, 3 y 4 horas", señala Mónica antes de preguntarse cómo será la jubilación de una de las trabajadoras de este sector. Del mimos modo, ha denunciado que hay gente trabajando a dos euros la hora, a cinco, o mujeres que no están de alta en la Seguridad Social. Del mismo modo, ha denunciado que hay trabajadoras a las que se les exige estar disponibles las 24 horas, sin cobrar por esa disponibilidad.

   "Si no trabajas en estas condiciones, te quedas en la calle", ha denunciado la trabajadora social, quien ha enfatizado que la "precariedad es total" en esta profesión. "Estamos dispuestas a sacrificarnos para sostener el sistema público, pero hay que respetar los derechos", ha concluido.