Feministas piden cambiar la ley tras el caso de Juana Rivas y creen que su situación actual perjudica "más" a sus hijos

Concentración en Madrid en apoyo a Juana Rivas de asociaciones feministas
EUROPA PRESS
Publicado 22/08/2017 19:09:28CET

   MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas y la Federación de Mujeres han pedido que se cambie la ley tras el caso de Juana Rivas y han lamentado que la situación actual de la madre de Maracena (Granada) perjudica "más" a sus hijos.

   Así lo han manifestado ambas asociaciones después de que el Juzgado de Instrucción de Granada haya decretado este martes 22 de agosto libertad provisional comunicada para Juana Rivas, que ha estado ilocalizable tras no entregar sus hijos al padre, condenando en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito doméstico.

   Concretamente, la presidenta de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María del Campo, ha asegurado en declaraciones a Europa Press estar "al lado de Juana" pero no estar "al lado de los que la hacen huir". "Nunca he visto mayor soledad que las mujeres que sufren maltrato. Hay que defenderla siempre sin contradecir la ley, que hay que cambiarla porque no sirve, pero no contradecirla", ha concretado.

   "La fiscalía no sabe ni lo que hace. Esta mujer está en libertad provisional pero con unas acusaciones fiscales que no saben ni lo que dicen", ha señalado en referencia a la petición de la fiscalía de pedir prisión provisional sin fianza para la madre de Maracena.

   Además, ha destacado que a Juana Rivas hay que "bajarle los temores y subirle la autoestima", y le ha pedido que "no permita de ninguna de las maneras" que el padre "use a los niños" para hacer de ella "un títere a su servicio".

   Para la presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Juana Rivas "está pagando un mal asesoramiento", pero que eso "no implica" que el juez "no entienda que está diciendo la verdad", porque, a su juicio, "todas sus actitudes confirman que es una mujer maltratada". "No conozco ninguna mujer maltratada que la primera vez que la peguen denuncie. A la gente hay que enseñarle a defender sus derechos y no a huir de la ley y de quien juzga", ha precisado.

   Por otro lado, del Campo ha subrayado que "se está pidiendo que se escuche al niño". "¿Por qué no hacen caso y que declare el hijo?. ¿Por qué no quieren escuchar al niño?", se ha preguntado, al tiempo que ha resaltado que es "terrible" tener que oír al niño porque "no se crea a la madre".

LA PRISIÓN PARA JUANA "PERJUDICA MÁS"

   Por su parte, la presidenta de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, ha advertido de que pedir prisión sin fianza para Juana Rivas es una situación que "perjudica todavía más" a los menores, y que "aboca" a la situación que la legislación española "pretende evitar", que, a su juicio, es que los menores inmersos en una situación de violencia de género "tengan contacto con el progenitor maltratado".

   En este sentido, ha añadido que, aunque la legislación actual "permite" la protección de los menores, hay resoluciones judiciales que entienden que el conflicto de violencia de género "no perjudica la relación paterno filial".

   "El maltratador puede seguir viendo a sus hijos y cuidando de sus hijos como si nada hubiera pasado. Ese es el estereotipo que se está aplicando muchas veces en los juzgados", ha criticado Soleto, destacando que la violencia de género es una situación "horrible" tanto para las mujeres como para los menores.

   Respecto a la petición de que se escuche al hijo de once años, ha comentado que la justicia "tiene que escuchar" a los menores dentro del proceso de protección del menor, porque "tienen derechos". "Estamos hablando de un niño de once años y el tribunal tiene que escucharle. Yo en el caso de Juana pediría lo mismo, que escuche al menor", ha sentenciado.

   Por último, Soleto ha afirmado que las organizaciones feministas defienden la "máxima" de que un maltratador "no es un buen padre", y que "hay que evitar" que los hijos de las víctimas "tengan contacto con los maltratadores". "Estamos todas apoyando a Juana, a la espera de que la ley aplique lo que dice, que es que hay que proteger el interés del menor y que un maltratador no es buen padre", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies