Igualdad responde a PP que el decreto ley para aplicar el Pacto contra la Violencia Machista es "jurídicamente correcto"

Teléfono 016 de atención a víctimas de violencia de género
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 17/08/2018 16:27:04CET

   MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad ha defendido este viernes 17 de agosto el decreto ley que ha aprobado este mes sobre medidas urgentes para el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, alegando que es "jurídicamente correcto".

   Así lo han señalado fuentes de este departamento a Europa Press, después de que los 'populares' hayan denunciado que este decreto ley "adolece de graves defectos jurídicos que son constitutivos de inconstitucionalidad" y han exigido explicaciones a la vicepresidenta, Carmen Calvo.

   El pasado 3 de agosto, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley 9/2018 que, entre otras medidas, amplia los sistemas de acreditación de las situaciones de violencia de género --los informes de los servicios sociales también serán válidos para ello--. También modifica el Código Civil para que la atención y asistencia psicológica quede fuera del catálogo de actos que requieren una decisión común en el ejercicio de la patria potestad, cuando exista sentencia firme o hubiera una causa penal en curso por malos tratos o abusos sexuales.

   Desde el PP, han acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de "romper el consenso de la democracia" al aprobar "por la puerta de atrás en el mes de agosto, el Real Decreto Ley para modificar el Código Civil". Según han argumentado, existe un "claro incumplimiento y desprecio de los requisitos" del artículo 86 de la Carta Magna, al entrar a modificar "materias relativas a derecho de familia y capacidad de las personas sin intervención de las Cámaras legislativas".

   Sin embargo, fuentes del Ministerio de Igualdad han subrayado que el ejercicio de la patria potestad "no es materia restringida". El artículo 86 de la Carta Magna establece que "en caso de extraordinaria y urgente necesidad", el Gobierno podrá dictar Decretos-leyes "que no podrán afectar al ordenamiento de las instituciones básicas del Estado, a los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos regulados en el Título I, al régimen de las Comunidades Autónomas ni al Derecho electoral general".

   El PP ha incidido en que la modificación del Código Civil en cuanto a la atención psicológica de los menores "exige un instrumento jurídico que no puede ser el Real Decreto ley", pero desde el Gobierno insisten en que ésta es la vía correcta para la modificación.