Las mujeres están más formadas que los hombres pero ocupan trabajos peor pagados

Actualizado 07/03/2013 15:18:43 CET

BARCELONA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres presentes en el mercado laboral tienen un nivel formativo superior al de los hombres, ya que un 42,7% de las mujeres ocupadas tiene formación superior frente al 34% de los hombres, pero ocupan trabajos peor remunerados; y solo un 28% ocupan un alto cargo, según el último informe sobre la situación de la mujer en el mercado laboral realizado por UGT de Cataluña y presentado este jueves con motivo de la celebración este viernes del Día Internacional de la mujer trabajadora.

Con este informe, UGT pretende mostrar las situaciones de "desigualdad estructural" que sufren las mujeres en el mercado de trabajo: La brecha salarial entre hombres y mujeres, la desigualdad ocasionada por la segregación del mercado laboral, la precarización de los sectores más feminizados o la conciliación de la vida laboral, personal y familiar, entre otras.

Pese a que desde 2005 la tasa de actividad de la mujer, es decir el número de mujeres que están en condiciones y quieren trabajar, ha aumentado desde el 51,2% hasta situarse el pasado año en el 56,3%, la tasa de ocupación ha descendido en casi seis puntos durante el mismo periodo.

El informe denuncia que las políticas llevadas a cabo por los gobiernos para atajar la crisis supondrán un incremento de las desigualdades de género y "un gran paso atrás en los avances alcanzados en materia de igualdad durante los últimos años", ha advertido la secretaria de igualdad y políticas sociales del sindicato catalán, Raquel Gil.

La desigualdad de condiciones laborales de la mujer es uno de los puntos importantes del estudio: el 22,8% de las mujeres contratadas en 2012 en Catalunya lo han sido con un contrato a tiempo parcial, mientras que solo el 6,3% de los hombres han firmado este tipo de contratos.

El informe refleja que la tasa de ocupación de una mujer soltera y sin cargas familiares puede superar hasta en 20 puntos la de una mujer casada y con hijos, un hecho que muestra que "el hecho de tener una familia es un claro determinante y condicionante de la salida de la mujer del mercado laboral", ha sentenciado Gil.

Gil ha aclarado que si en un primer momento la crisis afectó en mayor medida a sectores tradicionalmente masculinos, como la construcción o la industria, en los últimos años "sectores como la sanidad, la educación y los servicios sociales, ocupados mayoritariamente por mujeres, se están viendo afectados por los recortes en el gasto público".

Además, se mantiene la brecha salarial entre hombres y mujeres incluso ocupando la misma categoría profesional, de forma que una mujer directiva o gerente cobra un 24,5% menos que un hombre; una trabajadora del sector servicios cobra un 30,1% menos que un hombre y una mujer operadora de instalaciones cobra un 28,9% menos que un hombre.