Un total de 128 familias españolas han visto paralizado su procedimiento de adopción en Malí

Actualizado 08/07/2012 15:05:11 CET

Exteriores ruega a los adoptantes que viajen al país sólo cuando el expediente esté completo y aprobado

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 128 familias españolas han visto paralizados los trámites que habían iniciado para adoptar a un niño en Mali por órdenes del Gobierno, que a mediados de junio suspendió estos procedimientos por la inseguridad jurídica desatada tras el golpe militar que sufrió en marzo el país subsahariano y la posibilidad de que se aplique allí una ley que prohíbe las adopciones internacionales.

Según datos oficiales a los que ha tenido acceso Europa Press, en el momento en que los ministerios de Asuntos Exteriores y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad acordaron esta medida, 197 familias tenían abiertos procedimientos de adopción en Malí, de los que 128 quedan suspendidos "temporalmente, mientras se mantenga la actual situación en aquél país".

Los otros 15 son de familias que se encontraban en la recta final de la tramitación y ya tenían un niño asignado. Estos expedientes no serán paralizados, sino que se tramitarán hasta completar las adopciones, una "excepción en consideración al superior interés del menor", conforme apuntan fuentes del Ejecutivo.

Algunas de las familias afectadas han puesto en marcha campañas contra la decisión del Gobierno. Es el caso de Sara López, una española que inició hace tres años el camino de la adopción internacional y que se decantó por Mali, primero, porque cumplía los requisitos impuestos que impone la Administración y, segundo, porque "en este país las condiciones en que los niños son abandonados son especialmente duras".

"Cuando ya nos encontramos en el último tramo el camino, la administración española decide parar nuestro procedimiento alegando motivos de seguridad, por la inestabilidad política del país. Alguien me puede explicar, ¿quién piensa en la seguridad o en el bienestar de los niños que cada día fallecen en los orfanatos de Bamako?", explica esta mujer, que ha recogido ya 2.193 firmas contra la paralización de las adopciones en el portal Change.org.

LA LEY DE MALI PROHÍBE LAS ADOPCIONES INTERNACIONALES

Con todo, las adopciones internacionales están prohibidas en Mali desde diciembre de 2011, cuando se aprobó una ley, el Código de Familia, que restringe los procedimientos de adopción a los ciudadanos malienses, según explican en un informe interno al que ha tenido acceso Europa Press la Dirección General de Servicios para la Familia y la Infancia y la de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares y Migratorios.

"Desde un punto de vista jurídico la adopción internacional no está ya permitida en Mali. Si se han seguido tramitando es precisamente debido a la falta de rigor jurídico y administrativo del país. La consecuencia de lo anterior es que si Mali decide aplicar su Ley las adopciones dejarían inmediatamente de ser posibles", señala el texto dirigido a las autoridades de protección de menores.

El informe destaca la inseguridad jurídica que supone esta situación, ya que "en el momento en que ese país decida aplicar su propia ley interna, lo que parece lógico, se suspenderán de manera repentina todas las adopciones internacionales, con independencia de la fase de tramitación en que se encuentren los expedientes, causando un mayor perjuicio a las familias españolas".

"Se entiende que, en la situación actual, no se cumplen las exigencias de garantías, seguridad jurídica y respeto de los principios básicos e inspiradores de las normas internacionales y de la legislación española de adopción. Por todo ello, no cabe sino concluir la necesidad de una suspensión temporal de las adopciones internacionales en Mali", explica el texto.

Además, alerta de que "se ha detectado ya, aprovechando la situación actual de inseguridad, un caso de intento de fraude de ley en una adopción sin Certificado de Idoneidad", que se suma a las irregularidades descubiertas por la Embajada de España en Bamako en materia de visados y pasaportes, fruto de un panorama general en este país que el informe describe como caótico, absolutamente inseguro y nada recomendable para los viajeros españoles.

SE PIDE A LOS ADOPTANTES QUE NO VIAJEN HASTA EL FINAL

Sobre este asunto, el texto destaca que pese a las recomendaciones de viaje publicadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en este sentido, "los adoptantes continúan llegando al país" e informa de que "para limitar sus estancia" se les indica que viajen para recoger al menor "sólo cuando su abogado haya depositado su expediente completo en la Sección Consular y el expediente esté correcto".

"Sin embargo, demasiado a menudo los adoptantes viajan sin atender a esta recomendación y se presentan en Bamako sin esperar la confirmación por parte de la Sección Consular y sin previo aviso alguno. Ello complica enormemente la labor de la Embajada, en unos momentos en los que su labor es especialmente importante y difícil", explica el informe a las autoridades en protección de menores.

Además, indica que con el golpe de Estado se activó un Plan de concentración de españoles por el que se requieren en todo momento datos actualizados y contacto permanente con los nacionales que se encuentran en el país, pero como los adoptantes "no avisan de sus desplazamientos a Mali, no se tiene constancia de su presencia en el país" lo que "podría tener consecuencias graves para los padres y menores adoptados".

España no es el único país que ha decidido revisar las adopciones ante la aprobación del citado Código de Familia. Alemania y Suiza ya elevaron una consulta a su Ministerio de Asuntos Exteriores previa al golpe de Estado; Francia se está cuestionando también la posibilidad de no continuar con las adopciones internacionales y limita a 72 horas la estancia de adoptantes en el país y el Consulado de Italia no ha vuelto a tramitar expedientes tras el golpe de Estado.

Según los datos oficiales a los que ha tenido acceso Europa Press, en 2009 se completaron 39 adopciones de niños malienses por parte de familias españolas. En 2010 el número de procedimientos fue 29 y el año pasado, se alcanzó la cifra récord de 79 niños de Mali adoptados desde España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies