La vía de las españolas en el extranjero víctimas de violencia de género para regresar a casa

Maltrato, violencia de género, mujer
FLICKR - Archivo
Publicado 14/07/2018 12:33:08CET

   MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Un total de 15 mujeres españolas han sido repatriadas desde el extranjero a España desde el año 2015 por sufrir violencia de género, algunas de ellas con sus hijos menores de edad. Este es el cómputo global ofrecido a Europa Press desde fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, que no incluye los traslados efectuados en lo que va de 2018 porque todavía no están contabilizados.

   Estas repatriaciones son facilitadas por el Gobierno desde el año 2015, cuando varios ministerios suscribieron el Protocolo de Actuación contra la violencia de género en el exterior. El objetivo era articular medidas para la atención, asistencia y protección de mujeres españolas que residen en el extranjero y son víctimas de violencia machista. En este contexto, se organizan repatriaciones "cuando la situación lo exija" y según la normativa.

   La última española presuntamente asesinada a manos de su pareja en la localidad gala de Pau, así como su hijo, podrían haberse beneficiado de este programa en el caso de haber denunciado su situación ante las embajadas o consulados. Los fallecidos en ningún caso contabilizan en la estadística de víctimas de violencia de género que elabora el Gobierno español porque no residían en España, según informaron a Europa Press fuentes gubernamentales.

PROTECCIÓN Y ASESORAMIENTO A VÍCTIMAS

   Todas las mujeres que vivan en el extranjero y que sufran malos tratos pueden solicitar la intervención del protocolo, a través del que se facilita protección y asesoramiento a las víctimas, acompañamiento en las gestiones, contactos con autoridades locales competentes y seguimiento desde los servicios centrales del Ministerio de Exteriores, entre otras cosas.

   El año de su puesta en marcha, tres mujeres fueron repatriadas a España y se destinaron 3.152 euros para su atención en embajadas y consultados, según los datos proporcionados por el Ministerio. En el 2016, año en que la cuantía para acometer este trabajo aumentó a 6.133 euros, otras tres mujeres víctimas de violencia machista fueron trasladadas a España.

   El año pasado, las ayudas económicas para casos de violencia de género en el exterior fueron de 15.427 euros, lo que representa un incremento de más del doble con respecto a 2016. Entre otras cosas, este aumento se debió a que ascendieron a nueve las mujeres a las que el Gobierno facilitó la repatriación a España, acompañadas de 10 menores de edad que eran hijos de aquéllas.

NO DISCRIMINADAS POR VIVIR FUERA

   A través de oficinas y consulados, el Ejecutivo ofrece orientación sobre los servicios médicos, educativos y legales del país, así como sobre las gestiones en materia de violencia de género. La protección y asistencia facilitada, según establece el protocolo recogido por Europa Press, pretende que estas ciudadanas no resulten discriminadas por tener su residencia fuera.

   En el texto también se establece la colaboración interministerial para aplicar un plan de formación específica en materia de igualdad y violencia de género dirigida al personal de la Administración del Estado en el exterior para fomentar la sensibilización y el conocimiento del tema y mejorar la atención a las víctimas.

   Otro de los puntos contemplados en el protocolo suscrito es la realización de informes, estudios e investigaciones que contribuyan a un mejor conocimiento de la realidad de las mujeres españolas en el exterior víctimas de violencia de género. Además, elaborar las campañas de sensibilización y prevención de la violencia machista.

   En este contexto, desde el Ministerio de Exteriores subrayan que este año 2018 se está trabajando en la elaboración de campañas de sensibilización dirigido a las mujeres víctimas de este tipo de violencia, así como la sistematización de todos los datos recopilados en todas las embajadas y consultados españoles del mundo.

   Algunas de las vías de actuación de las que disponen las ciudadanas que sí residen en España para denunciar su situación, como por ejemplo el teléfono 016 de atención al maltrato, no sirven para las que viven en el extranjero.

   Fuentes cercanas al servicio 016 explican a Europa Press que este recurso actúa únicamente en territorio nacional porque atiende a la legislación española. Según destacan, cada país tiene una regulación en esta materia, si la tiene.

   En cualquier caso, en el caso de recibir una llamada denunciando un caso de violencia machista en el exterior, desde el 016 se ofrece la información sobre el canal adecuado al que puede recurrir la víctima o cualquier familiar o conocido que quiera ayudar. Al ser un caso de violencia de género en el exterior, en este caso se les deriva a las embajadas y consulados.