El Congreso insta al Gobierno a que los niños maltratados no necesiten permiso paterno para recibir atención psicológica

La diputada del PSOE Ángeles Álvarez en el Congreso
PSOE
Publicado 22/02/2018 14:27:23CET

   MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión de Derechos de la Infancia y la Adolescencia del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves 22 de febrero por unanimidad una proposición no de ley del PSOE por la que insta al Gobierno a que la autorización del padre investigado o encausado por violencia de género o abusos no sea obligatoria a la hora de que los niños víctimas de maltrato o abuso reciban tratamiento psicológico.

   En concreto, el texto pide "que la atención y asistencia psicológica quede fuera del catálogo de actos que requieren una decisión común de padre y madre cuando exista sentencia firme, o cuando hubiera una causa penal en curso, por malos tratos o abusos sexuales".

   El diputado del PP Óscar Clavell ha apostado por "garantizar el interés superior del menor a que este reciba el tratamiento psicológico necesario para recuperarse sin que el padre investigado o encausado pueda oponerse". También ha apuntado que sería oportuno mejorar la formación de los jueces en la posibilidad de atribuir a la madre el ejercicio unipersonal de la patria potestad para tomar decisiones relativas a los menores.

   La diputada socialista Ángeles Álvarez, encargada de defender la iniciativa, ha indicado que el hecho de que un padre maltratador pueda decidir sobre si su hijo puede o no recibir atención psicológica es "el absurdo llevado al extremo" y ha lamentado que haya profesionales que han sido expedientados por atender a menores víctimas de maltrato sin la autorización del progenitor.

   En este sentido, ha anunciado que desde el PSOE promoverán fórmulas para que los colegios de psicología que han expedientado a profesionales por atender a estos menores aun sabiendo el peligro para su prestigio, "retiren esos antecedentes de sanción y reparen el daño". "No podemos permitir que haya profesionales sancionados por proteger a víctimas de abusos", ha subrayado.

   Por su parte, la diputada de Podemos Ángela Rodríguez ha criticado que a día de hoy "la música que suena en la Cámara Baja es 'sin noticias del Pacto (contra la violencia de género)'" y ha calificado de "retraso" que aún se pueda permitir que se necesite la autorización de los padres maltratadores para que sus hijos reciban asistencia psicológica.

   Además, ha propuesto añadir al texto de la proposición una especificación sobre que son aquellas personas víctimas de la violencia las que deben decidir cuándo su hijo puede acceder a atención psicológica, una enmienda que ha sido aceptada por el grupo socialista.

   En esta línea, la diputada de Ciudadanos Elena Faba ha insistido en la necesidad de "prevenir la rueda que reproduce la violencia" porque, según ha indicado, "el 48 por ciento de los niños que vive con padres violentos reproduce esa violencia" y ha advertido de que las niñas "son más propensas a conductas de sumisión". También ha avisado de los efectos de esta violencia sobre la depresión, los problemas de conducta o la autoestima.