Dolors Monserrat asegura que el Ministerio de Sanidad trabaja para que "no quede ningún niño en centros de acogida"

Contador
III Congreso de Acogimiento Familiar
ASEAF
Publicado 30/11/2017 17:30:46CET

   MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Dolors Monserrat ha asegurado que el ministerio tiene como objetivo "seguir trabajando" con el objetivo de llegar a una situación en la que "llegue el día que no haya ni un solo niño en ningún centro de acogida en España y todos estén en familias".

   Así lo ha expresado la ministra durante la clausura del III Congreso del Interés Superior del Niño de la Asociación Estatal de Acogimiento Familiar (ASEAF), que en esta edición, ha abordado el tema del acogimiento familiar con el lema 'una medida de protección necesaria y valiosa'.

   Asimismo, Monserrat ha agradecido la actuación de ASEAF, así como la de todas las entidades del tercer sector que acogen a niños, pues en su opinión "ellos son los verdaderos padres" y ha asegurado que desde el ministerio se trabaja "para mejorar la calidad de vida de los niños", y que "cuando llegue su 18 cumpleaños no sea un motivo triste sino que tengan una familia que les acoja".

   Por su parte, la vicepresidenta de ASEAF, María Arauz, ha asegurado que la nueva ley de modificación del sistema de protección de la infancia y la adolescencia "ha colocado el acogimiento familiar en un lugar clave para el crecimiento en familia", al tiempo que ha puesto como ejemplo, las "más de 200 sentencias" que durante los dos años de vigencia de la ley, "han colocado el interés del niño en un lugar central".

   Sin embargo, Arauz ha denunciado que "aún queda muchísimo por hacer" y que se deben cambiar "muchas cosas y mentalidades", así como "impulsar, implementar y trabajar de forma cooperativa". Además, ha señalado que "hay que atreverse a abordar temas como los menas y el abismo de la protección al que se enfrentan cuando cumplen la mayoría de edad", para lo que ha pedido a los políticos que "apliquen medidas".

MÁS ECONÓMICO QUE LAS RESIDENCIAS

   En este sentido, la vicepresidenta de ASEAF ha recordado que el acogimiento familiar tiene una importancia económica, pues se trata de "una medida que resulta menos cara que el acogimiento en residencias", al tiempo que ha resaltado su relevancia social, pues según ha asegurado "la infancia crece sin los valores de conducta que motivaron su desamparo".

   En el Congreso ha participado también la cineasta Carla Simón, galardonada durante el festival de la Berlinale por su ópera prima 'Verano 93' y que ha sido seleccionada como representante española para los Oscars, para relatar su historia como niña de acogida que constituye además, la trama de su película. "No hice la película como una catarsis, como si no lo tuviera superado sino porque me parece fascinante los procesos de adopción y de acogida", ha relatado Carla.

   El filme aborda también el tema del SIDA, enfermedad que hizo que los padres de Carla murieran cuando ella era muy pequeña, un tema, en su opinión "que era muy delicado en ese momento", pues su familia vivía en un pueblo muy pequeño donde "había mucho del qué dirán".

   Por último, la cineasta ha asegurado que en su caso como niña de acogida, tuvo "mucha suerte" de "poder hablarlo todo", porque en su opinión, "un niño es muy inteligente para entender situaciones muy complejas pero no saben gestionar las emociones", algo que "se aprende del diálogo con los adultos" y ha destacado la labor de los servicios de acogida en este aprendizaje.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies