Un estudio vincula las políticas familiares con el crecimiento económico de los países

Presentación En España Del Estudio 'Dividendo Demográfico Sostenible'
EUROPA PRESS
Actualizado 08/11/2011 17:13:22 CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las políticas familiares estimulan el crecimiento económico de los países según el estudio 'Dividendo demográfico sostenible', que también recomienda que las naciones que deseen disfrutar de crecimiento económico y bienestar a largo plazo deben mantener las tasas de fertilidad sostenible de, al menos, dos hijos por mujer (la llamada cifra de reemplazo generacional).Además, anima a los estados a aumentar el acceso a la salud y la educación de las familias con el objetivo de fortalecer las bases económicas de la familia.

El estudio, presentado este martes en la sede del Instituto Internacional de Estudios sobre la Familia de Madrid por el director del National Marriage Project de la Universidad de Virginia, Bradford Wilcox, afirma también que la tasa de matrimonios y de fecundidad juegan un papel clave en el mantenimiento de la fertilidad a largo plazo, el crecimiento económico, la viabilidad del estado del bienestar, el tamaño y la calidad de la mano de obra, y la rentabilidad de los grandes sectores de la economía moderna.

En este sentido, el estudio defiende que las políticas públicas deberían apoyar el matrimonio y la paternidad responsable para hacer la elección del matrimonio "más atractiva" otorgando créditos fiscales a los padres con niños en el hogar y señala para apoyar esta petición, que según los datos del informe, "las personas casadas y con hijos trabajan más y, por lo tanto, tienen mayores ingresos que las no casadas y sin hijos". En este punto, Wilcox ha señalado que el matrimonio es un "gran apoyo" para el crecimiento de los hijos porque dentro de él se concentran mayores ingresos que generan mayor estabilidad y se refuerzan las responsabilidades.

Por otra parte, el documento también recomienda a las empresas que utilicen su influencia social y cultural para realizar campañas que apoyen políticas familiares, ya que se ha demostrado que las naciones 'family friendly', además de aumentar la natalidad, generan una economía más productiva (como en el caso de Francia).

De este modo, destaca la labor que ejercen como consumidores los matrimonios con hijos, cuyo gasto se produce en varios niveles de edad, a diferencia del gasto realizado por adultos sin hijos donde la mayor parte del gasto se dedica al ocio. "Las compañías prefieren a las familias para consumir", ha comentado Wilcox.

Por último, Wilcox ha reivindicado que el matrimonio "es más que un papel" y ha explicado que, pese a la falta de políticas de estabilidad familiar, se ha demostrado que las familias con hijos nacidos dentro del matrimonio permanecen "más estables".

EL CASO DE ESPAÑA

En relación a la situación de España, el director del Observatorio de Políticas Familiares del Instituto de Estudios Superiores de la Familia de la Universidad Internacional de Catalunya, Raúl Sánchez, ha expresado la "necesidad de llevar a cabo una política de consenso" para desarrollar políticas familiares con el objetivo de detener el descenso demográfico que se viene produciendo en el país.

En ese sentido, una de las coautoras de este informe, la demógrafa Marga Gonzalvo (Universidad Internacional de Catalunya) ha hecho hincapié en el descenso del íncide sintético de fecundidad desde 1980 (de 2,1 hijos por mujer a 1,28 hijos actualemente), lo que supone una pirámide de población envejecida con el consiguiente descenso progresivo de población y el gasto que genera.

Así, Marga Gonzalvo, ha explicado que la concentración de la población en las grandes ciudades, la inseguridad laboral, el descenso de la capacidad adquisitiva y las dificultades de acceso a la vivienda hacen que en España "tener un niño pueda suponer para una pareja joven de trabajadores perder casi el cincuenta por ciento de sus ingresos"

Por su parte, Sánchez ha relacionado la falta de políticas familiares con el estancamiento económico y ha criticado que en España "no se hable de política familiar" en los debates entre políticos, salvo una pequeña mención a la conciliación laboral que luego no se lleva a cabo.

Este nuevo informe del Social Trends Institute ha sido elaborado, además de por el National Marriage Project de la Universidad de Virginia, por el Instituto de Familia y Matrimonio de Canadá, la Universidad de Los Andes (Chile), la Universidad de Asia y el Pacífico (Filipinas), la Universidad de la Sabana (Colombia) y la Universidad de Piura (Perú).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies