El Gobierno no contempla un proceso de regularización de inmigrantes como el que hubo con Zapatero

Inmigrantes en el pabellón Tiro Pichón de Málaga capital
EUROPA PRESS/ALEX ZEA
Publicado 11/07/2018 12:27:16CET

   MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La secretaria de Estado para las Migraciones, Consuelo Rumí, ha asegurado que el Gobierno no contempla hacer un proceso de regularización como el que hubo bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero al tiempo que ha recalcado que el Ejecutivo socialista dejó "vías abiertas" para que los inmigrantes pudieran quedarse en España "de manera legal".

   "No lo contemplamos. Cuando reformamos la Ley de inmigración pusimos ya vías que permitieran a las personas normalizar su situación aquí", ha señalado en una entrevista en Cadena Ser recogida por Europa Press, subrayando que "afortunadamente" el Ejecutivo del PP no ha cambiado la norma socialista. Rumí, que ya fue la responsable de emigración e inmigración del 2004 al 2010 durante los gobiernos de Zapatero, sostiene que "no tiene sentido" pensar en un proceso similar.

   En este contexto, ha explicado que en aquella época la situación migratoria en España era muy distinta, las tasas de paro "eran mínimas" y era "una etapa de bonanza económica" en la que un "muy importante número de personas extranjeras estaban trabajando pero sin documentación y en la economía sumergida". "Había mucho trabajo que los españoles no querían hacer", ha declarado, para justificar la decisión de acometer un "proceso de normalización" de la situación de estas personas.

   Tras su realización, ha dicho que más de 500.000 personas entraron en el mercado laboral, "cotizando y por tanto generando también riqueza". Además, ha aseverado que este gesto fue "muy valorado" por muchos países. No obstante, ha insistido en que la actual "no tiene nada que ver" principalmente porque el mercado laboral "no demanda de esa cantidad" de trabajadores.

PAÍS DE ASILO Y REFUGIO

   Asimismo, ha afirmado que España "va a tener que convertirse en un país de refugio y asilo" ante el elevado número de personas que reclaman protección internacional, algo que, según ha remarcado, "en los tiempos pasados no se concebía".

   Según ha denunciado, a su llegada al cargo ha encontrado "una falta de compromiso" y de "iniciativa" con las políticas de migraciones. En este sentido, ha apuntado que las políticas tenías que "haberse acompasado con unos presupuestos que hicieran posible tener los medios para afrontar un nuevo panorama migratorio en España".

   Para la secretaria de Estado, hay que abordar una "canalización ordenada de los flujos migratorios" y poner el acento en la integración. Y aunque la política que el Gobierno va a llevar a cabo "tiene el patrón la legalidad", Rumí sostiene que la acogida a pie de playa a las pateras es "necesaria". "Es la protección de los seres humanos por mucho que haya barcos solidarios en el Mediterráneo intentando defender y salvar vidas humanas", ha argumentado. A su juicio, la verdadera respuesta es "trabajar en origen".

   Preguntada por el proceso de solicitud de asilo, Rumí ha diferenciado entre los refugiados y los inmigrantes económicos recalcando que su "tratamiento legal no es el mismo". En esta línea, ha defendido la necesidad de identificar de manera correcta y "establecer los mecanismos más oportunos para cada uno".

   Con todo, Rumí ha abogado por una política de asilo común en la que además del control en frontera se invierta "en canales seguros para la inmigración". "Sería mucho más rentable económicamente y mucho más rentable humanamente", ha aseverado.

    Por otro lado, ha defendido la existencia de los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) para llevar a cabo las repatriaciones de personas de acuerdo a los convenios bilaterales con países como Marruecos o Argelia.

MENORES SIN ESCOLARIZAR EN MELILLA

   Y preguntada sobre la existencia de menores sin escolarizar en Melilla porque no tienen papeles, Rumí ha apostillado que las comunidades autónomas en su día "pidieron con muchísima exigencia la tutela de los menores no acompañados" y ha recordado el convenio que existe con la Ciudad Autónoma para ayudar económicamente en este sentido.

   "Estamos hablando de mucho dinero precisamente a la atención a los menores no acompañados porque entendíamos que por su circunstancia geográfica tenían mas dificultades tanto para la llegada como en la atención", ha manifestado, para después hace hincapié en que la ciudad ha seguid recibiendo "cantidades importantes económicas" para atender a esos menores.