Europa Press EP Social


Hacer Familia
Mensajeros


CajaSol




Cáritas


Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 28/04/2009

Brasil tiene como prioridad frenar la destrucción del Amazonas y se prepara para efectos del cambio climático

LISBOA, 28 Abr. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

   El Gobierno brasileño tiene como prioridad frenar la destrucción de la selva amazónica, porque eso reduciría fuertemente las emisiones contaminantes globales, aunque también se está preparando para los efectos del cambio climático, afirmó hoy en Lisboa el ministro de Medio Ambiente, Recursos Hídricos y Amazonia Legal brasileño, Carlos Minc.

   En la apertura de "Los Días del Desarrollo", el ministro anunció que el Fondo del Cambio Climático, que cuenta con el 10% de los ingresos petrolíferos del país, y que tiene como objetivo "mitigar" y "adaptar" los efectos del calentamiento global, ya se está debatiendo en el Parlamento brasileño y que deberá ser aprobado en dos o tres meses.

   Minc consideró que este fondo "es una cosa importante" ya que es necesario "crear mecanismos políticos consistentes para combatir la vulnerabilidad y la adaptación de la población" en relación a los efectos del cambio climático, como pueden ser el aumento de las temperaturas medias, que llevan a la desertificación.

   Pero además de actuar en esa área, la prioridad del Gobierno brasileño es frenar la deforestación del Amazonas. Aunque explicó que para ello "no basta la acción policial de fiscalización y represión".

   El ministro contó que en la selva amazónica hay "de quince en quince días operaciones contra la deforestación, se cierran carboneras, madereras, ganaderías clandestinas" pero el problema está en que una de estas instalaciones "se cierra en una hora, pero no logramos crear 50 empleos en ese tiempo" por lo que el problema continúa. "Es necesario lograr que las personas puedan vivir con dignidad y al mismo tiempo mantener la floresta en pie", aseveró.

   El Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva pretende reducir la deforestación del Amazonas en un 70%, lo que equivale a reducir 4.800 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono, avanzó Minc, que explicó que, "es tal la emisión relacionada a la deforestación amazónica que esa meta es superior a la suma de las metas de los países que firmaron el Protocolo de Kioto".

   Respecto a las próximas etapas de discusión global sobre el cambio climático, en particular en lo que se refiere a la conferencia de Copenhague de finales de este año, Minc indicó que "están bien encaminadas", en particular gracias a la mayor apertura demostrada por la Administración Obama, en Estados Unidos.

   Aunque reconoce que también hay motivos de preocupación, ya que "la cuestión todavía no está definida" porque "existe un abismo entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo", señaló.

   En su opinión, la cooperación es la única solución porque "no se es feliz solo". Finalmente dejó clara la postura de Brasil. "Es completamente favorable a intensificar la cooperación, completamente comprometida con un mundo sustentable. No decir que resolvemos todos los problemas --al contrario, estamos lejos-- pero luchamos diariamente para que la inclusión social y la disminución de las emisiones sea incorporada" a las decisiones de los agentes públicos, concluyó.

Compartir
Enviar a tuenti
Enviar a linkedin
Twitter
Facebook
Google Plus

 

www.epsocial.es es el diario social de la Agencia Europa Press.
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.