Europa Press EP Social


Hacer Familia


CajaSol


Cáritas


Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 02/12/2009
Discapacidad

La primera tarjeta que acredita la discapacidad en Cataluña incluirá descuentos

BARCELONA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La primera tarjeta que acredita la discapacidad en Cataluña entrará en vigor a principios de 2010, e incluirá descuentos en cultura, movilidad, deporte y ocio a partir del 1 de abril, informó hoy la consellera de Acción Social y Ciudadania de la Generalitat, Carme Capdevila.

   Los residentes en Catalunya con una discapacidad igual o superior al 33% y un certificado oficial en formato papel --424.086 personas, unas 23.000 más que en 2008-- podrán solicitar la tarjeta a partir del 4 de diciembre para acreditar de forma ágil y práctica su minusvalía.

   La consellera destacó en rueda de prensa que es la primera tarjeta para discapacitados en España que facilita su integración social con ofertas en diversos ámbitos. Explicó que la web de la Conselleria publicará y actualizará una guía con todas las ventajas --ofertas en Renfe, Ferrocarriles, Aena, L'Auditori, gimnasios Dir y Teatre Nacional de Catalunya, entre otras--, y llamó a entidades públicas y privadas a adherirse a la iniciativa.

   La directora general del Instituto Catalán de Asistencia y Servicios Sociales (Icass), Carolina Homar, destacó que el diseño de la tarjeta fue consensuado con la Once y el Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad (Cocarmi) para adaptarse a sus necesidades.

   La tarjeta, que debe presentarse con un documento de identidad, incluye datos personales del titular, su DNI o NIE en Braille, el grado de discapacidad, si necesita una tercera persona, su movilidad y la validez, que puede ser definitiva o temporal. Se renovará cada tres años o de forma automática si cambia el grado de discapacidad.

   La directora general de la Once, Teresa Palahí, recordó que "hace mucho tiempo" que la pedían, y consideró que sus colores contrastados --blanco, rojo y negro-- son un "ejemplo de buenas prácticas" porque tienen en cuenta a los deficientes visuales. Consideró que el Braille es otro acierto, al permitir que los ciegos diferencien esta tarjeta de otras.

   La vicepresidenta de Cocarmi, Encarna Muñoz, coincidió con Palahí en que es "un gran avance" porque, a diferencia de un certificado en papel, la tarjeta es resistente y fácil de transportar. "Hasta ahora perdíamos ofertas en lugares como museos porque llevar un certificado encima es incómodo", apostilló.

   La consellera y el presidente de la Generalitat, José Montilla, presentarán mañana la nueva tarjeta a entidades de personas con discapacidad en un acto público en el Palau de la Generalitat, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas Discapacitadas.

Compartir
Enviar a tuenti
Enviar a linkedin
Twitter
Facebook
Google Plus


 

www.epsocial.es es el diario social de la Agencia Europa Press.
© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.