El programa TAS, para el fomento de hábitos saludables en adolescentes, alcanza los 10.000 alumnos beneficiados

Cómo entender los cambios del adolescente.
ISTOCK
Publicado 13/06/2018 19:09:42CET

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 378 colegios y 9.884 alumnos se han beneficiado del programa TAS, una iniciativa desarrollada por la Fundación Alicia y la Fundación Mondelez International que, desde su arranque en 2011, ha trabajado con la finalidad de mejorar los hábitos alimentarios y de actividad física de los adolescentes españoles, según han informado sus impulsores.

"Como empresa de alimentación, tenemos un compromiso con la sociedad para promover hábitos de vida saludables. En este contexto, el público adolescente es objetivo de este esfuerzo ya que es en esta etapa de la vida en la que estos hábitos se consolidan y se desarrollan, generando costumbres que perdurarán en el tiempo. Nuestra colaboración con Fundación Alicia nos ha permitido trabajar en este objetivo", ha señalado el director de responsabilidad corporativa de Mondelez International para Europa Occidental, Ricardo Hernández.

De esta forma, la compañía a través de su fundación, invierte más de 50 millones de dólares a nivel global para combatir la obesidad trabajando en los pilares de la nutrición, la educación y el acceso a alimentos frescos en distintos colectivos.

En España, la plataforma TAS, sobre la que se apoya esta iniciativa, ha sido diseñada para que los colegios puedan utilizarla con sus alumnos de forma autónoma, combinándola con acciones específicas del programa desarrolladas en los propios centros escolares.

Así, el equipo de la Fundación Alicia organizó distintos talleres prácticos en colegios de varias provincias españolas, para presentar esta herramienta y su funcionamiento; y llevar a cabo un seguimiento junto a los profesores sobre la evolución del programa en el aula.

El programa TAS comenzó en el curso escolar 2011-2012 con un proyecto piloto que contó con 2.516 alumnos de 3º de E.S.O, distribuidos en 79 centros de toda España y 103 clases con 100 profesores a cargo de la implementación de la propuesta. En la segunda edición, después del proyecto piloto, 1.800 estudiantes se vieron beneficiados por esta iniciativa. Además, los profesores implicados con el programa, aumentaron a 500.