La acción colectiva, 'clave' para generar confianza entre empresas y actores que luchan contra la corrupción

Buscador

Actualizado 14/07/2006 19:32:01 CET

Expertos de más de 20 países clausuraron esta semana en Barcelona un encuentro interno del Global Compact sobre lucha contra la corrupción

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El directivo de la organización Transparency Internacional (TI), Jeremy Brooks, considera que "la acción colectiva y la construcción de redes sirven para generar una relación de confianza entre las empresas y los demás actores implicados en la lucha contra la corrupción", según manifestó durante el ecuentro de dos días que esta semana ha tenido lugar en Barcelona de la mano de la oficina que el Pacto Mundial de Naciones unidas inauguró el pasado año en la capital catalana.

"No pretendemos aplicar o definir ningún modelo concreto, aseguró Brooks, sino que queremos inspirarnos los unos a los otros y determinar qué funciona y qué no", explicó Brooks a los asistentes durante su intervención.

Un buen número de empresas, consultoras, redes del Pacto Mundial y organismos internacionales que promueven la responsabilidad social y la transparencia se dieron cita este lunes y martes en la Ciudad Condal para buscar herramientas que permitan a las empresas analizar los riesgos de corrupción y valorar sus opciones de respuesta.

La iniciativa, que se enmarca dentro de los esfuerzos del Global Compact para impulsar una acción colectiva de las empresas por el cumplimiento del Décimo Principio de su 'Decálogo', el de la lucha contra la corrupción, ha servido para intercambiar buenas prácticas, como el 'Pacto Empresarial por la Integridad y Contra la Corrupción' impulsada por el Instituto Ethos en Brasil, y generar "más confianza en un sector que siempre se ha resistido a participar abiertamente en los programas contra la corrupción por miedo que que se le etiquete, precisamente, de corrupto".

Los delegados regionales del Pacto Mundial llegados desde México, Argentina, Bulgaria, Brasil, Malawi y España, se unieron durante estos días a consultoras como Deloitte, empresas como Total, el International Business Leaders Forum (IBLF), el World Bank Institute y Transparency International para desarrollar una herramienta de prevención de riesgos de corrupción.

Aunque, como destacó Peter Brew, del IBLF, "el objetivo no es alcanzar una solución internacional", sino "potenciar iniciativas desde los actores locales que, si tienen éxito, servirán de ejemplo para que, en una segunda fase, las redes locales del Pacto Mundial puedan proponer iniciativas nacionales contra la corrupción".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies