El BID apuesta por aumentar su capacidad de respuesta en 2007 trabajando en salud, educación y biocombustibles

Buscador

Actualizado 28/12/2006 14:44:03 CET

Durante 2006, el Banco Interamericano de Desarrollo aprobó cerca de un centenar de proyectos valorados en casi 5.000 millones de euros

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, señalo que el principal reto de esta institución de cara al próximo año consiste en aumentar su capacidad de respuesta. "No podemos seguir haciendo lo mismo de siempre", indicó.

A través de un comunicado difundido por la web del BID ('www.iadb.org') con motivo del balance anual de sus actividades, Moreno insistió en "la necesidad de incrementar la efectividad de la institución, fortaleciendo su programa operativo y profundizando su presencia en sus mercados".

Para Moreno, el Banco "debe incrementar su relevancia fortaleciendo las competencias en campos como la educación, la salud, el agua potable y el saneamiento, y los biocombustibles".

Respecto a 2006, el presidente del BID se mostró convencido de que el año que ahora concluye "fue bueno tanto para la región --que creció en democracia y logró avances significativos en la reducción del número de indigentes-- como para el Banco, que puso en marcha una importante proceso de cambio".

MÁS DE UN CENTENAR DE PROYECTOS

Durante 2006, el BID aprobó un total de 112 proyectos por valor de 6.400 millones de dólares (4.800 millones de euros) mientras que los desembolsos alcanzaron los 6.500 millones de dólares (casi 5.000 millones de euros), lo que representa un incremento cercano al 18 por ciento con respecto al 2005.

Así, a lo largo de este año se aprobaron 76 préstamos para proyectos de inversión del sector público valorados en 3.600 millones de dólares (2.700 millones de euros), 17 préstamos de apoyo a políticas de 1.800 millones de dólares (1.300 millones de euros) y 19 operaciones sin garantías soberanas por 904 millones de dólares (687 millones de euros).

Por todas estas razones, Moreno cree que el BID "conservó su solidez financiera y puso en marcha numerosas iniciativas para atender mejor las demandas del progreso económico y social de la región".

Entre las iniciativas destacadas, el BID lanzó varios proyectos encaminadas a facilitar el acceso de las grandes mayorías a servicios que les permitan mejorar su calidad de vida y estableció una serie de alianzas con el sector privado para responder con mayor especialización a las demandas de los clientes.

Asimismo, se puso en marcha el 'Programa de Energía Sostenible y Cambio Climático' gracias al cual el BID aumentó sus inversiones en proyectos que abogan por las energías renovables con el objetivo de reducir la dependencia de la región y promover la eficiencia energética. Por último, el BID trabajó en el desarrollo de una nueva estructura organizacional que mejore su capacidad de respuesta.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies