CECU insta, al principio del periodo de rebajas, a recordar, más que nunca, los derechos como consumidores

Buscador

Actualizado 22/06/2006 17:05:01 CET

El recorte sólo debe estar en el precio, nunca en la calidad, siempre hay que exigir información en la etiqueta y reclamar si es necesario

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Bajo el lema 'En rebajas, defiende tus derechos', la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU), ha puesto en marcha un año más su campaña de información y prevención para que los consumidores no vean afectados sus derechos por el tradicional periodo de rebajas y descuentos, que dará comienzo oficialmente el próximo 1 de julio.

A partir del próximo sábado y hasta finales de agosto en la mayoría de las Comunidades Autónomas los establecimientos y grandes superficies reducirán sus precios, aunque, --recuerda CECU en un comunicado--, "este recorte de precios nunca debe significar recorte en la calidad o en la protección de los derechos de los consumidores".

Ante las habituales consultas referidas a las compras en este periodo, CECU recuerda que según la Ley de 1996 de ordenación del Comercio Minorista, se entiende por rebajas "la venta de artículos que se ofertan, en el mismo establecimiento en el que se ejerce habitualmente la actividad comercial, a un precio inferior al fijado antes de dicha venta". Cada Comunidad y cada comerciante podrá elegir las fechas que desee para rebajar sus productos, pero deberán durar un mínimo de una semana y un máximo de dos meses.

Según CECU, las rebajas hay que diferenciarlas de otras prácticas comerciales, como los saldos (productos que han perdido valor de mercado, por estar deteriorados u obsoletos, siempre que no impliquen riesgo o daño para el consumidor), las liquidaciones (ventas de carácter excepcional, producidas por una decisión judicial, cesación de la actividad, cambio de ramo, local, obra, etc, para dar salida a todos los productos existentes) o las ofertas y promociones.

El período de rebajas y las fechas de comienzo y finalización de las mismas "deben estar publicitados en un lugar del establecimiento visible para los consumidores". Y si un establecimiento permite pagar con tarjeta el resto del año, el cliente puede pagar con tarjeta también en este periodo.

En cuanto a las devoluciones, los comercios sólo están obligados a devolver el importe del artículo cuando así lo publiciten. Pueden no admitir cambios ni devoluciones siempre y cuando el producto no sea defectuoso. De ser así, el cliente puede solicitar la reparación del mismo o la sustitución por uno nuevo.

"Junto al precio rebajado debe aparecer el precio antiguo o bien el porcentaje de rebaja que se aplica en el artículo", recuerda CECU, y los productos deteriorados o con taras "no pueden venderse como rebajados puesto que se trataría de saldos y la normativa prohíbe vender saldos como rebajas".

Asimismo, todos los artículos que se vendan en rebajas deben haber estado a la venta con anterioridad en el establecimiento. "Si cree que se han vulnerado sus derechos, exija las hojas de reclamaciones y guarde el ticket de compra, necesario para poder presentar la correspondiente reclamación", añade CECU.

Las rebajas "son una buena oportunidad para adquirir productos de temporada", pero siempre "con la misma calidad y una notable rebaja en el precio". Asimismo hay que exigir los artículos ofrecidos en la publicidad y al precio al que se ofertan, teniendo precaución con los productos que actúan como 'ofertas gancho'. "Si no está de acuerdo con alguna cuestión de su compra, no dude en reclamar y en acudir a su asociación de CECU más cercana, donde se le informará de los pasos a seguir", concluye el comunicado.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies