El Club Español de la Energía cree que la RSC puede ser "básica" para que el sector consiga aceptación social

Buscador

Actualizado 11/05/2006 17:03:03 CET

Apuesta junto con Unión Fenosa por la educación en el consumo responsable de la energía

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La responsabilidad social corporativa es un "factor básico" junto con la transparencia para que el sector energético consiga la aceptación social "que merece" y dejar atrás la desconfianza que sufre en la actualidad, señaló el director general del Club Español de la Energía, José Luis Martínez, durante su intervención en el II Encuentro de Forética que en esta ocasión estaba dedicado al sector energético.

Asimismo, consideró que la sociedad debe "reconocer, asimilar y asumir" la valoración precisa de la inversión que realizan estas compañías y sus costes y para ello, destacó, "hace falta conciencia sobre la eficiencia y el consumo energético".

En este sentido, destacó la necesidad de invertir en formación y en que el sistema educativo español preste atención al conocimiento de este sector ya que para ello "existe demanda social", apuntó. En este contexto, ironizó sobre la iniciativa del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE) de repartir lámparas de bajo consumo para concienciar sobre el ahorro energético entre la ciudadanía.

En opinión del director del Club Español de la Energía, es fundamental dar a conocer el sector energético, a través de la educación, a fin de que exista conciencia sobre lo que cuesta producir la energía, de dónde llega y cómo con el objetivo de fomentar la aceptación social de este sector y de sensibilizar a la población sobre un consumo responsable.

Esta idea de un consumo moderado la reflejó también la jefa de marketing y Acción Social de Unión Fenosa, Gemma Giner. A su juicio, se debe contribuir a que se incentiven las prácticas que tengan que ver con el uso responsable del producto, en este caso, de la energía.

"Debemos trabajar para conseguir un consumo responsable por parte de los consumidores", indicó, tras preguntarse qué pasaría si las empresas son responsables pero los consumidores, por el contrario, no lo son.

INNOVACIÓN

Por otro lado, Martínez destacó "el alto nivel" de responsabilidad social corporativa y ética como "servicio básico" para la comunidad que realizan las empresas energéticas "innovando, invirtiendo y con mejoras en la calidad ambiental".

Ante cualquier crisis del sector energético, recordó, la capacidad de respuesta es "francamente excepcional", así como su preocupación por el ciudadano a fin de que sufra "las menos consecuencias posibles".

Subrayó así el cambio por el que están atravesando las empresas energéticas ya que antes, como apuntó, "tan sólo se preocupaban por la opinión de los accionistas" y ahora son todos los 'stakeholders' los que se tienen en cuenta.

La innovación es otro de los aspectos destacados por Martínez, quien consideró que las compañías energéticas "no han tenido más remedio" que sumarse a la innovación para dar respuesta a la demanda para conseguir "productos más limpios, de calidad, respetuosos con el Medio Ambiente, etc". Con iniciativas en el campo de la I+D+i, agregó, se consigue la eficacia y la eficiencia que una sociedad necesita para alcanzar el desarrollo sostenible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies