Comunidades indígenas de Perú y Brasil sufren aislamiento y son víctimas de la explotación por la tala ilegal

Buscador

Actualizado 15/02/2006 16:41:51 CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Comunidades indígenas están sufriendo aislamiento y son a su vez víctimas de la explotación por la tala ilegal de madera que se da en una región fronteriza entre Brasil y Perú donde habitan esto pueblos autóctonos.

La Fundación Nacional del Indio (FUNAI) explicó en un comunicado a la prensa local que detectó la explotación de madera caoba en el lado peruano del río Envira; zona habitada por varias etnias indígenas, principalmente Masko Piro, que tienen la costumbre de desplazarse entre los territorios de ambos países.

Los enfrentamientos entre los madereros y los indígenas se han vuelto continuos por la tala ilegal de madera en la zona y la Coordinación General de Indígenas Aislados de la Funai (CGII) ya ha expresado su preocupación porque la acción ilegal de los madereros se expanda hacia el territorio brasileño.

Para la FUNAI la situación es "aún más grave" porque la comunidad de los Masko Piro tienen la costumbre de ir hacia Brasil en época de sequía, pero la posibilidad de que los madereros ilegales también acudan a esta zona hace que los enfrentamientos sean más probables.

"Existe un riesgo de que los Masko Piro comiencen a invadir el territorio de otros indígenas lo que puede ocasionar enfrentamientos entre grupos indígenas aislados y todo por la acción de los madereros ilegales", concluye la FUNAI.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies