RSC.- El desarrollo de una infraestructura basada en el hidrógeno para los motores, objetivo del proyecto 'HYChain'

Actualizado 02/02/2006 15:30:04 CET

Según su promotor, la compañía Besel, La I+D en España en relación a las tecnologías limpias "brila por su ausencia"

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La compañía de investigación, ingeniería, consultoría y distribución Besel presentó hoy en Madrid el proyecto 'HYChain' que pretende desarrollar una infraestructura generalizada basada en la utilización del hidrógeno, a través de la comercialización de diferentes motores alimentados con este elemento químico. Como parte del proyecto, han desarrollado ciclomotores, bicicletas de carga, sillas de ruedas y vehículos 'pick up' que funcionan a partir de hidrógeno.

Besel pasó hace unos meses a coordinar el proyecto 'HYChain' en el que están participando varias regiones europeas, como el Ruhr en Alemania, Grenoble en Francia, Modena en Italia, o Castilla y León en España, que trabajan con el fin de posibilitar que la tecnología del hidrógeno se establezca en la sociedad.

Cada una de estas regiones europeas se encargará de la fabricación de uno o varios de los nuevos vehículos que cuentan con una batería y con una pila de hidrógeno, que posteriormente serán difundidos por todas las zonas participantes. España, a través de Besel, se hará cargo de la construcción de las sillas de ruedas y de los ciclomotores que serán probados en León y Soria. El resto de vehículos se fabricarán en Alemania, Francia o Italia.

En este sentido, y según explicó durante la presentación esta mañana el director de la División de Operaciones de la compañía, Juan de Blas, la instalación de una infraestructura de hidrógeno en algunas ciudades de pequeño tamaño "tiene un impacto grandísimo".

VEHÍCULOS HÍBRIDOS

Las sillas de ruedas que pondrá en funcionamiento la compañía tendrán una batería y una pila de hidrógeno recargable con cartuchos. Además, gozarán de una autonomía aproximada de entre cinco y seis días, en lugar de los tres días que se pueden disfrutar en las sillas eléctricas tradicionales.

Estos dispositivos reducirán en un 20% el peso total de la silla, facilitando la movilidad de los discapacitados y se comercializarán con un precio aproximado de cerca de 10.500 euros, unos 5.000 euros más en relación con las sillas tradicionales.

Por otro lado, Besel, junto con Derbi, se encargará de la comercialización de unos ciclomotores que contarán con un motor híbrido --batería y pila de hidrógeno--, facilitando, de esta manera, la reducción de la contaminación ambiental, disminuyendo el ruido de los 'scooters' habituales y aumentado su autonomía. Los ciclomotores se podrán recargar en estaciones de servicio especializadas o en máquinas de 'vending'.

Estas máquinas, similares a las de refrescos que se encuentran en las calles, contendrán cartuchos de diferentes potencias, que los usuarios podrán comprar cuando se les agote el hidrógeno de su ciclomotor o silla de ruedas. Para ello, deberán pagar el precio correspondiente y depositar en el mismo lugar el cartucho obsoleto.

Estos puntos de venta de cartuchos, en un principio, están ideados para que en un futuro formen parte de una completa infraestructura que dé servicio a los conductores. Por el momento, será instalada de forma experimental en las ciudades de Soria y León.

Por otra parte, el resto de participantes en el proyecto fabricarán bicicletas de carga, microbuses o vehículos 'pick up', que contarán con una batería desmontable y que podrá ser utilizada para otros fines, como por ejemplo levantar pesos.

Los vehículos híbridos tendrán un coste final de, aproximadamente, el doble de lo que cuesta un vehículo con motor de combustión, pero servirán para reducir el consumo y las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

De Blas indicó que el hidrógeno se puede extraer de diferentes formas, en la actualidad la más barata es a través del gas natural, pero también se puede obtener con el agua. La utilización del hidrógeno en los vehículos, afirmó, "no emite gases contaminantes como el resto, sino vapor de agua".

OTROS PROYECTOS

Al mismo tiempo, Besel presentó otros proyectos que está desarrollando junto con compañías y organizaciones, tanto españolas como extranjeras, en diversos tipos de tecnologías y avances relacionados con la utilización del hidrógeno. Así, el director del Departamento de Operaciones, apuntó que en la actualidad están trabajando rn la creación de unas baterías para aviones con el fin de que durante sus desplazamientos no tengan que utilizar el queroseno, muy contaminante.

Asimismo, Besel está trabajando en la comercialización de máquinas transportadoras de aeropuertos alimentadas con hidrógeno, lo que permitirá reducir las horas de recarga de las actuales y mejorar su autonomía con un grado de contaminación nulo.

Otra de las iniciativas que está desarrollando la compañía junto con Iberdrola es la posible sustitución de las baterías de seguridad que poseen los repetidores eléctricos para mantener la energía en caso de una caída eléctrica, por otras de hidrógeno, más eficientes, con un menor mantenimiento, y que aseguran el suministro durante 24 horas.

Finalmente, De Blas explicó que además están llevando a cabo otros trabajos como el diseño de un vehículo para el desierto con paneles solares o una planta de biogás que se alimenta de los residuos de un matadero, a través del cual se genera metano. Por último, resaltó que a pesar de todos estos proyectos, "la I+D en España en materia de tecnologías limpias, brilla por su ausencia".