Greenpeace alerta de las presiones de Estados Unidos a la OMC para que los países de la UE acepten los trasgénicos

 

Greenpeace alerta de las presiones de Estados Unidos a la OMC para que los países de la UE acepten los trasgénicos

Buscador

Actualizado 10/05/2006 18:51:01 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La ONG Greenpeace Internacional alertó hoy a través de un comunicado de las "presiones" de países como Estados Unidos dirigidas a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para tratar de obligar a países de la Unión Europea a aceptar el cultivo y consumo de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM), procedentes de semillas o cultivos transgéncios y "a pesar de la oposición aplastante de los ciudadanos en Europa".

La OMC "no está cualificada para tratar cuestiones tan complejas científica y ambientalmente como son los OGM", y que en sus decisiones "priman los intereses comerciales por encima del resto", señaló el responsable de Política Europeas de Greenpeace, Eric Gall.

A su juicio, el único efecto que conseguirá estas acciones de presión será reforzar la determinación de los países de la Unión Europea para resistir a esta "intimidación" de los Gobiernos pro-OGM y decir "no" a las cosechas de este tipo de alimentos genéticamente manipulados y que "contaminan" el resto de los cultivos tradicionales.

A pesar de las reclamaciones estadounidenses, un panel de expertos de la Comisión Europea rechazó ya en 2003 muchos de los argumentos de Estados Unidos, y sólo dio 'un tirón de orejas' a los Estados miembros por tomarse "demasiado tiempo" para aplicar su propia legislación en relación a las prohibiciones nacionales de estos OGM.

Su decisión abogaba precisamente por las prohibiciones nacionales de OGM, señalando que éstas era justificables, "sólo a condición de que se existiera previamente una evaluación del riesgo".

"Las reclamaciones de Estados Unidos a la OMC son exageradas, y no disuadirán al número creciente de países de la Unión Europea y del mundo entero que están decididos a actúa para detener la liberación de organismos OGM", explicó el experto en Comercio de Greenpeace, Daniel Mittler.

Mientras, asegura, los responsables de la OMC "suspenden" en cuanto al mantenimiento del principio de prevención, que debería ser "la base de las política sobre los organismo OGM a escala mundial". Los Gobierno pueden prohibir su uso "si realmente lo desean", insiste la ONG.

"Actualmente existen 12 prohibiciones más que en 2003 de organismos OGM en siete países de la Unión Europea. Sólo la pasada semana, Polonia prohibió el cultivo de cosechas genéticamente modificadas en todo el país, una "bofetada", a juicio de Greenpeace, a gigantes estadounidenses agro-químicos como Monsanto, ya que Polonia es el segundo consumidor agrícola más grande de semillas en la Unión Europea", explicó Gall.

Los documentos que obran en poder de Greenpeace y que fueron esgrimidos por la Comisión de Expertos de la UE tras la petición de Estados Unidos revelan que éstos defendieron "las grandes áreas de incertidumbre" que aún existen en cuanto al impacto de los organismos OGM en materia de salud y Medio Ambiente, y que "algunas cuestiones aún no habían sido estudiadas en toda su extensión".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies